Pullaro: “No vamos a tolerar la corrupción institucional”

|| Locales
Compartir

Así se expresó el ministro de Seguridad luego de que se conociera un presunto caso asociación ilícita en la policía santafesina. "A quien se corra de la línea que fija el ministerio, va a ser apartado y le caerá todo el peso de la Ley", afirmó el funcionario.

El ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, hizo una presentación ante el Ministerio Público de la Acusación (MPA), por una presunta maniobra fraudulenta, por parte de la División de Logística de la Jefatura de Policía provincial, que consistía en realizar reparaciones sobre patrullas y otros vehículos, pero dichos trabajos de mantenimiento no llegaban a efectuarse.

"A nosotros nos llega información de que pudiese existir un procedimiento ilícito en el cual privados y personal policial del D-4 realizaban arreglos de las unidades, que los cuales no se realizaban, pero por los mismos se presentaban las facturas correspondientes. Ante ese escrito y en función de lo que siempre planteamos, que no vamos a tolerar la corrupción institucional en ninguno de sus ámbitos, y como había policías involucrados y existían también privados involucrados, llevamos esta denuncia al Ministerio Público de la Acusación y pusimos a disposición a la Secretaría de Control de las Fuerzas de Seguridad", explicó Pullaro.

La presentación hecha por el ministro se realizó el 4 de mayo última. En torno a la investigación del Dr. Apullán, el último viernes, la Justicia en colaboración con Asuntos Internos, allanó el Departamento de Logística de la Jefatura Provincial (D-4), secuestrando varios vehículos. Desde el ministerio de Seguridad, por tratarse de una investigación tan grave contra la fuerza, Pullaro se comunicó con el Jefe de Gendarmería Nacional y se solicitó la colaboración para que sean ellos quienes realizarán los peritajes sobres los mismos.

Dentro los operativos realizados, fueron allanados cuatro negocios de auto partes en la ciudad de Santa Fe y uno en Rosario; como así también oficinas del departamento de logística de la Jefatura provincial. Estos comercios, aparentemente facturaban servicios que no se realizaban, como reparaciones, venta de repuestos y mantenimiento de los autos, lo cual permitía un desvió de partidas del Estado provincial. Sobre este punto, el ministro de Seguridad dijo: "estamos ante un problema que es más profundo que una cuestión policial, porque hay privados involucrados en esta posible maniobra de corrupción institucional, por eso es que dimos intervención al MPA".

 Tras los allanamientos se secuestraron cinco automóviles, cuatro camionetas y un colectivo, todos vehículos oficiales de la fuerza. A dichos móviles se les realizaron las pericias correspondientes que estuvieron a cargo de Gendarmería Nacional.

Sobre el posible delito que se estaría cometiendo, el funcionario provincial remarcó: "esta denuncia está en etapa de investigación, pero de comprobarse la maniobra fraudulenta, quiero aclarar que no sólo se está robando al Estado provincial, sino también a aquellos efectivos que día a día salen a patrullar y no pueden tener los recursos materiales en las mejores condiciones".

Por último, hasta tanto avance en la investigación judicial, los integrantes de Policía de la Provincia que están siendo investigados, serán separados de sus cargos hasta tanto se aclare su situación judicial. "Quiero agradecer la presencia del Director General de Policía, Luis Bruschi, nuestro Jefe de la fuerza a nivel provincial, por su presencia, y en él rescatar la figura de los policías que honran día a día la institución", finalizó Pullaro.