No hubo milagro: Chicago ganó pero igual descendió

|| Deportes
Compartir

El Torito derrotó como local 2 a 1 a Quilmes con goles de Alejandro Gagliardi y Mauricio Carrasco, pero no le alcanzó para mantener la categoría. Braña marcó para la visita.

A pesar de su gran desempeño en el final del torneo, con cinco victorias en forma consecutiva, Nueva Chicago pagó por sus errores del principio de la temporada y descendió al Nacional B. "El Torito" venció por 2-1 en la última fecha a Quilmes en su estadio pero los resultados de Huracán, que empató con Belgrano, y Temperley, que igualó ante Argentinos Juniors, lo condenaron a perder la categoría.

Todo era alegría en el comienzo para el elenco de Mataderos. A los 10 minutos, Alejandro Gagliardi decretó el 1-0 de cabeza tras una muy mala salida del arquero Walter Benítez y, solo unos minutos más tarde, el estadio explotó con las buenas noticias que llegaban desde Parque Patricios por la victoria parcial de Belgrano ante Huracán.

Pero la tarde iba a complicarse para los dirigidos por Rubén Forestello que, aunque iban a tener serias chances para estirar la cuenta, iban a verse impedidos de llegar a la segunda conquista. A los 25', tras un nuevo error de Benítez, el árbitro le cobró una falta inexistente a Gagliardi, quien marcaba su segundo gol de la tarde. Minutos después, Mauricio Carrasco definió por arriba del travesaño cuando, en una chance clara, quedó mano a mano con el arquero.

Gagliardi, la gran figura del encuentro, iba a forzar la expulsión de Mariano Uglessich, por segunda amarilla, a los 35 minutos. Pero, aún con un jugador menos, "El Cervecero" se las iba a arreglar para amargar al "Torito". A los 40', Alexis canelo realizó una gran acción individual en el área y mandó el centro para encontrar solo a Rodrigo Braña, quien empujó la pelota al gol. Por esos instantes también empataba Huracán ante Belgrano y las ilusiones de Nueva Chicago comenzaban a extinguirse.

El comienzo del complemento se vio interrumpido por las bengalas que se exhibieron en la parcialidad del "Torito". Tras la breve interrupción, volvió a ser el elenco local el que contó con las mejores chances para adelantarse en el marcador, como la chance a los 23', cuando el arquero Benítez se lució con una gran tapada ante un cabezazo del ingresado Grazzini.

La última luz de esperanza para Nueva Chicago se iba a encender a 15 minutos para el final del encuentro, cuando Mauricio Carrasco se redimió tras la clara chance fallada en la primera parte y volvió a poner en ventaja al dueño de casa, que depositaba sus ilusiones en lo que pudieran hacer Belgrano y Argentinos Juniors ante sus rivales directos por la permanencia. Pero las buenas noticias no llegaron y "El Torito" no pudo salvarse. Tras una temporada, volverá al Nacional B. Quilmes, en tanto, cerró una buena campaña jugará la Liguilla pre-Sudamericana. (Infobae)

Noticias relacionadas