Messi volvió y lo hizo con su sello

|| Deportes
Compartir

Lo que los argentinos hubieran perdido con su salida de la Selección hubiera sido esta victoria, pero mucho más su calidad de jugador. No hay dos como él. Ayer se notó. Por suerte, Edgardo Bauza lo convenció y no se equivocó. Con un tanto del 10 a los 42 minutos del primer tiempo, Argentina venció por 1 a 0 a Uruguay y lidera las Eliminatorias.

¿Se pusieron a pensar lo que sería la Selección sin Lionel Messi? Seguro más de uno, tras los dichos del jugador al declarar que era el fin de su etapa con la celeste y blanca se le cruzó por la cabeza. Peo por suerte, Edgardo Bauza lo convenció y ayer pudieron disfrutar de su magia en el campo de juego. Y tal fue su actuación que hasta convirtió el gol que le dio el triunfo al conjunto nacional. El encuentro terminó 1 a 0 ante Uruguay, la celeste y blanca quedó primera en las Eliminatorias. Paulo Dybala, salió de la cancha llorando al ser expulsado, en lo que fue su primer partido como titular.

El estadio Malvinas Argentinas, que pese al frío presentó un marco extraordinario con cerca de 43 mil hinchas en las tribunas, fue el escenario en donde el 'Patón' Bauza tuvo su bautismo exitoso como técnico del seleccionado.

El rosarino anotó a los 42 minutos del primer tiempo su tanto 56 en el equipo nacional y el 1 a 0 ante "La Celeste" por la séptima fecha de las Eliminatorias rumbo a Rusia 2018. El gol del conjunto albiceleste lo convirtió Messi a los 42 minutos del primer tiempo, período en el que Paulo Dybala, en su primer encuentro como titular, se fue expulsado a los 46m.

Argentina, que sumó su cuarto triunfo consecutivo, tras vencer a Colombia (1-0), Chile (2-1), Bolivia (2-0) y Uruguay (2-0), llegó a 14 puntos en el certamen continental.

En tanto, el equipo que dirige Oscar Tabárez, que venía de golear a Chile (3-0), empatar ante Brasil (2-2) y derrotar a Perú (1-0), quedó en el segundo lugar, junto a Ecuador, que más temprano perdió ante el elenco brasileño por 3-0, de visitante, y Colombia, que venció a Venezuela por 2-0, de local. En eso tuvo mucho que ver el planteo defensivo de Uruguay, un 4-1-4-1, que presionó en la mitad de la cancha y le quitó espacios a Argentina.

El conjunto de Bauza falló en algunos aspectos de juego, intentó construir una sociedad futbolística -sin éxito- entre Messi y Dybala y por momentos se repitió en atacar por la izquierda con Ángel Di María, que nunca entendió el juego. Así Lucas Pratto, el debutante, quedó aislado.

A los 31, sin embargo, un remate desde afuera del área de Dybala se estrelló en el palo izquierdo del arco defendido por Fernando Muslera y el rebote dio en el guardameta y casi significa la apertura del marcador.

Ya en el tramo final del primer tiempo, comenzó a ponerse el equipo al hombro el astro Messi, el mejor jugador del planeta y que había renunciado al seleccionado argentino el 26 de junio pasado, frustrado tras perder con Chile por 4-2 en los penales -luego de empatar sin goles al cabo de 120 minutos de juego-, la final de la Copa América Centenario Estados Unidos 2016, pero luego cambió su decisión.

A los 40 minutos, José María Giménez evitó el gol de la ´Pulga', tras una buena jugada colectiva, y a los 42 el mismo zaguero central contribuyó desviando el balón tras un remate del '10' para que marcara el 1-0 y su gol número 56 en el seleccionado argentino.

La súper estrella de Barcelona de España volvió a convertir, tal como sucedió la última vez que se enfrentaron Argentina y Uruguay en Mendoza, en el 3-0 del 12 de octubre de 2012 en un partido por Eliminatorias para el Mundial de Brasil 2014.

De todas maneras, la tarjeta roja -apresurada- a Dybala, sobre el final de la primera etapa, complicó al equipo de Bauza y a la vez empañó un correcto arbitraje del chileno Julio Bascuñán.

En el segundo tiempo, el desarrollo del juego cambió: Uruguay se adelantó y Argentina, si bien no se replegó, sí achicó los espacios entre líneas. No obstante, Messi, con toda su magia, a los 7 minutos generó una falta sobre el sector izquierdo y él mismo pateó el tiro libre que fue desviado por Muslera cuando se le metía al ángulo. El crack rosarino fue la figura de la cancha, pero las tareas de Javier Mascherano y Ramiro Funes Mori, aclamado por el público por haber nacido en Mendoza, fueron excepcionales.

El volante santafesino fue la salida limpia y la rueda de auxilio en la mitad de la cancha, además de ser el nexo y equilibrio del equipo; en tanto que el zaguero central mendocino fue el pilar de una defensa que no lució sólida.

El 'Maestro' Oscar Tabárez intentó torcer el rumbo del partido con los ingresos de dos enganches, Cristian Rodríguez y Gastón Ramírez, pero no hubo conexión con Luis Suárez y Edinson Cavani, los dos puntas uruguayos.

Bauza, por su parte, mandó a la cancha a Lucas Alario, otro debutante, por Pratto, y el ex River mostró oficio en el manejo de la pelota y entrega a la hora de marcar, al igual que el ex Vélez, que dejó el campo de juego agotado.

Argentina no fue brillante, pero nunca bajó los brazos para conquistar más de un gol. El triunfo fue justo y se ganó con lo justo. Pero sobró para dar cuenta de lo importante que es el 10 en cancha, quien en minutos hace bastante lío y logra sus objetivos. (RosarioNoticias.info/Télam)

Noticias relacionadas