Mercantiles denunciaron a jefe de un supermercado por acoso sexual

|| Locales
Compartir

El Sindicato de Empleados de Comercio se manifestó en las puertas del local, ubicado en Fisherton, y pidió que separen de su cargo al jefe de Recursos Humanos. “Esta persona nos acosa, nos mira y nos persigue. Por eso, pedimos que la empresa deje de protegerlo”, señaló Claudia Díaz, delegada gremial.

Empleados de Comercio presentó este viernes una denuncia penal contra el jefe de Recursos Humanos de un supermercado, por acoso sexual y hostigamiento sistemático a las trabajadoras.

Se trata de quien ocupa ese cargo en la empresa Nuevo Premium SA, que funciona bajo el nombre de fantasía como Supermercados “Arco Iris” en calle Alberto J. Paz 1065 bis, dentro del shopping Fisherton Mall, en cercanías del Aeropuerto. Hasta allí se movilizó el gremio para repudiar los hechos denunciados y exigir a la empresa que lo separe de su cargo.  

Rosarionoticias.info dialogó con Carolina Díaz, delegada gremial, trabajadora en Arco Iris y víctima de acoso sexual.  “Esta persona nos acosa, nos persigue, nos mira. Dice que pidamos un adelanto y vayamos al telo. Si no recibe la respuesta que él quiere dice que podemos ser despedidas y juega continuamente con eso”, señaló.

Y agregó: “En mi caso particular ha abusado de mí. Como no tenía respuestas de todos los pedidos que hacía, subió a la parte del descanso me manoseó y me decía que me calle la boca porque podía echarme”.

Esta situación también fue expuesta, el 20 de septiembre, ante las autoridades de la delegación Rosario del Ministerio de Trabajo provincial, donde el gremio denunció graves hechos de violencia laboral llevados adelante por el jefe de personal, y que tal situación se traducía en acoso sexual y hostigamiento sistemático a las trabajadoras.

Asimismo, el sindicato alertó que “el jefe de Recursos Humanos de esa empresa ha manoseado a trabajadoras, tocándoles las piernas por debajo de su escritorio, de manera oculta por las cámaras de seguridad, obligando a que se queden sentadas, diciendo ‘quedate quietita ahí’ y concretando su despreciable y depravada actitud.

En la presentación ante el Ministerio, además, el gremio sostuvo que el citado jefe de RRHH sometía a las trabajadoras para que concurrieran al baño de su oficina, además de hacer un seguimiento del itinerario de ida y vuelta del trabajo de las trabajadoras.

Noticias relacionadas