Megacusa: la Provincia quiere saber si hay funcionarios involucrados

|| Locales
Compartir

Además de pedir ser querellante, el gobierno de Miguel Lifschitz anunció que comenzó una investigación interna para determinar responsabilidades. Buscan determinar por qué no fueron advertidas las maniobras irregulares.

El gobernador de la provincia Miguel Lifschitz informó este lunes en conferencia de prensa que la Provincia se constituirá en querellante de la megacauda por lavado, estafa y asociación ilícita que tiene a once personas presas, algunas de ellas connotados empresarios y profesionales de la ciudad. Además, según informó el fiscal de Estado Pablo Saccone se están llevando adelante investigaciones internas para conocer  si existen complicidades de funcionarios públicos que hayan podido facilitar los delitos.

“Evidentemente se ha producido un perjuicio a las arcas fiscales y también tenemos que investigar todo esto que se ha dado trascendencia en los medios de la posible participación de algunos organismos provinciales”, dijo Saccone.

En diálogo con Radio SÍ989, el fiscal de Estado aseguró que “se agotarán todas las investigaciones internas” para descartar la posibilidad de que haya funcionarios provinciales involucrados en las maniobras delictivas.  

“Habiendo transferencias y operaciones que fueron irregulares hay que ver por qué no fueron advertidas en su momento por los organismos correspondientes”, evaluó Saccone.

Quien se expresó en la misma sintonía fue el ministro de Gobierno, Pablo Farías, quien en diálogo con Radio Dos sostuvo: “El Estado también tiene que hacer la investigación administrativa interna; eso es ineludible. Hablamos de presuntas irregularidades en organismos registrales o fuerte evasión impositiva”.