Macri recibió a Lifschitz en un encuentro en la residencia de Olivos

|| Locales
Compartir

La sorpresiva reunión se dio luego del envío de 6.200 agentes federales a provincia de Buenos Aires. Consultado por la reticencia de Nación a dar las cifras de efectivos en Santa Fe, el mandatario provincial señaló: “Lo importante es que haya un trabajo común y que podamos ir monitoreando la situación”.

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, recibió al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, en una sorpresiva reunión llevada a cabo en la residencia de Olivos. Durante el encuentro, ambos mandatarios repasaron los avances en materia de seguridad, la situación productiva y las obras que Nación tiene diagramadas para la región.

Luego del encuentro, el gobernador dijo que “fue una buena charla”, donde se pudo “repasar varios temas que tienen que ver con la provincia de Santa Fe” y “compartir reflexiones sobre la situación nacional”.

Luego del envío de 6.200 agentes federales al conurbano bonaerense y Mar del Plata, Lifschitz descartó que esto resienta el operativo que ya está en marcha en Santa Fe. “El presidente me aseguró que el compromiso que se asumió con la provincia se va a mantener. Y en la medida que sea necesario, se van a disponer más efectivos. Hay un compromiso muy directo”, señaló el jefe de la Casa Gis en declaraciones a Radio 2.

Sobre el tan mentado tema de la cantidad de agentes, Lifschitz sentenció: “No me corresponde a mí dar esas precisiones porque creo que lo tienen que hacer la ministra (por Bullrich) y los funcionarios del gobierno nacional. Creemos que es importante que haya un trabajo común y que podamos ir monitoreando la situación”.

Luego precisó: “El próximo miércoles ya acordamos reunirnos en Buenos Aires con la ministra Bullrich para hacer la primera reunión del comité estratégico, para evaluar los avances logrados en estas semanas. Espero traerme de allí un panorama claro de cuántos efectivos ya están desplegados en cada una de las ciudades y cuál es el plan para los próximos 30 días”.

Con respecto a la reapertura de paritarias y la posibilidad de otorgar un bono de fin de año, el gobernador volvió a dejar en claro que la provincia no está en condiciones para acceder a este reclamo sindical.

“Yo les plantee a los gremios las dificultades que teníamos para poder enfrentar esa situación. En este último trimestre estamos priorizando todo lo que sea asistencia social,  para terminar el año sin ningún tipo de conflicto. Por otro lado, les dije que no íbamos a actuar de manera unilateral y que estábamos conversando con otros gobernadores y si había un criterio común íbamos a tratar de compartir una iniciativa, pero desde Santa Fe no podemos cortarnos solos en materia salarial”, afirmó.

Asimismo, el tema de las inversiones en obra pública también fue tratado por ambos mandatarios. De esta manera, Lifschitz le planteó a Macri el interés por los accesos a los puertos, el puente Santa Fe-Paraná, la autovía 33 y 34, y la ruta 11, entre otros. “Algunas de esas obras no están en el presupuesto porque se están haciendo los trabajo técnicos, con los pliegos de licitación y los proyectos ejecutivos. Por eso no están en el presupuesto pero sí están en el plan de inversiones del gobierno”, resumió Lifschitz.

Noticias relacionadas