Macri: "No hay más retenciones a la exportación de petróleo"

|| País
Compartir

El Presidente de la Nación, Mauricio Macri, realiza una conferencia en la Casa Rosada para anunciar cambios en el convenio laboral de empleados petroleros de Vaca Muerta. Las modificaciones fueron acordadas con el gremio conducido por Guillermo Pereyra. Aseguró: "Vamos a garantizar el precio de compra del gas".

El Estado nacional eliminó las retenciones a las exportaciones de petróleo y derivados el sábado pasado y se comprometió a renovar el Plan Gas, que garantiza a las empresas un precio por su producción. La provincia de Neuquén no aplicará nuevos impuestos. Los gremios aceptaron una adenda en el convenio colectivo de trabajo que flexibilza las condiciones laborales en Vaca Muerta. Y las empresas, dijo Macri, invertirán u$s 5000 millones este año e incrementarán los desembolsos en los sucesivo.

"El desarrollo de Vaca Muerta puede revertir un proceso que todavía cuesta entender por qué nos sucedió. Porque Argentina era un país de energía abundante, barata y exportable. Y después de quebrar el sistema de reglas, instalar la mentira, la corrupción, la no inversión, el derroche, nos transformamos en un país con escasez de energía, cara y tuvimos que importarla", dijo Macri. El Presidente destacó que "el proceso de diálogo llevó meses", pero permitirá "volver a desarrollar esta potencialidad" de los recursos hidrocarburíferos.

Vaca Muerta es uno de los yacimientos de petróleo y gas no convencionales más importantes del mundo. Es el cuarto más grande de petróleo y el segundo de gas. El Gobierno quiere desarrollar el sector, uno de los focos estratégicos que se fijó para atraer inversiones, junto con la agricultura, la minería y la infraestructura.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, dijo que, gracias a este acuerdo, "el sector puede multiplicar el empleo por diez".

Aranguren confirmó que el Gobierno decidió no renovar el esquema de retenciones a las exportaciones de petróleo y derivados. "Luego de quince años de retenciones, estas terminaron el sábado pasado. Fue una herramienta que frenó el desarrollo de Argentina", dijo.

Macri y el gobernador de Neuquén, Alberto Weretilneck, destacaron la continuación del Plan Gas, un esquema de precios subsidiados a la producción de gas que ideó el kirchnerismo y que el Presidente continúa. "Lo vamos a extender varios años, con un sendero de precios decreciente para que sepan que en todo lo que van a trabajar nuestros trabajadores y va a invertir las empresas vamos a ir garantizando un precio de compra", dijo Macri. "El Gobierno nacional está dando respuesta a una solicitud que habían llevado todos los empresarios: ampliar el horizonte del Plan Gas, que vence en diciembre", complementó Weretilneck.

Macri dijo además que las empresas garantizaban inversiones por 5000 millones de dólares para este año. Lo escuchaban en primera fila Alejandro Bulgheroni, el mandamás del grupo Bridas y uno de los empresarios más ricos del país, y Miguel Ángel Gutiérrez, presidente de YPF, el principal inversor de Vaca Muerta (aunque hoy más enfocado en los combustibles convencionales).

Queda la pata gremial, esa que el Gobierno quiere mostrar como un modelo a seguir por el resto de los sindicatos. En los últimos días se adelantó que el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa aceptaría una reforma laboral que reduciría beneficios de los trabajadores, como la reducción de las llamadas "horas taxi" (el pago de un viático para trasladar al empleado desde el domicilio hasta el pozo), la reducción del descanso (pasar de dos días no laborables por cada jornada laboral a uno por uno) y la reducción de personal por cada equipo extractor.

Sin embargo, ninguna de las partes dio demasiados detalles al respecto. Guillermo Pereyra, titular del sindicato negó que haya flexibilización laboral. "Tenemos un convenio colectivo de trabajo firmado en 2012 y eso no se toca para nada, no hay flexibliización laboral. Cuando firmarmos ese convenio, no existía el no convencional. Se incorporó después. Al no estar previsto en el convenio, hacemos una adenda para incorporarlo. Se humaniza el trabajo. Por cada día en el campo, pasar uno en casa, que trabajen doce horas y descansen doce, se pagan horas de viaje desde el momento en que se sale del domicilio hasta que se llega al pozo y vice versa... no existe flexibilización laboral", justificó.

El anuncio se complementará con otro que, adelantó Aranguren, ocurrirá mañana o pasado. Las petroleras y el Gobierno acordarán un sendero gradual para alinear los precios internos del barril de petróleo, que el kirchnerismo había subsidiado para impulsar la producción, con los valores internacionales. Hoy, el barril interno ronda los 60 dólares, mientras que el precio internacional es de u$s 55.

Como contrapartida, las naftas aumentarán a partir de mañana o pasado un 8 por ciento. "Las naftas aumentaron 31 por ciento el año pasado, por debajo del aumento promedio de los precios de la economía", justificó Aranguren. "Vamos a acordar un período de transición de precios. Porque en un mercado libre, es decisión de los actores económicos" aumentar o no la nafta, siguió. (RosarioNoticias.info/TN.com)

Noticias relacionadas