Macri fogonea la ruptura del Frente Progresista

|| País
Compartir

Aseguran que está muy enojado con el gobernador Lifschitz al que acusa de tener una postura en privado y otra en público. El Presidente le pidió a la UCR que abandone la alianza con el PS.

 “Mauricio Macri no oculta su molestia con el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, a quien en diferentes reuniones políticas cita como un ejemplo de los políticos que le dicen una cosa a él en privado y afirman lo contrario en público. Por eso, la Casa Rosada inició una presión directa sobre sus socios de la UCR para que abandonen en Santa Fe la alianza con los socialistas, que les permitió gobernar la provincia durante los últimos ocho años”, publica hoy el portal lapolíticaonline.com.

"No es lógico estar a nivel nacional con el presidente y en simultáneo mantener una alianza con el principal opositor al gobierno nacional”, avaluó el diputado provincial Federico Angelini.

Las presiones por parte del macrismo para que la UCR santafesina abandone el Frente Progresista son cada vez más grande. Desde el socialismo descartan un quiebre, aunque puertas adentro no ocultan su preocupación por lo que puede pasar en el futuro. En tanto, los radicales en su gran mayoría se ven en el 2017 yendo por fuera de la alianza santafesina.

Noticias relacionadas