Macri a un pasito de superar el mal trago

|| País
Compartir

El fiscal aceptó el planteo de la defensa del presidente electo y consideró que no debe ser enviado a juicio oral. Entre los argumentos se destaca que “fue "ajeno a los hechos y que no tuvo conocimiento de la maniobra”. El dictamen fue entregado al juez Sebastián Casanello.

El fiscal federal aceptó el planteo de la defensa del presidente electo Mauricio Macri y consideró que debe ser sobreseído y no enviado a juicio oral en la causa por la estructura de escuchas ilegales montada en la Ciudad. En un dictamen anterior el fiscal había pedido el juicio oral para Macri

Di Lello ententió que Macri fue "ajeno" a los hechos y que no tuvo conocimiento de la maniobra. El dictamen fue entregado al juez Sebastián Casanello.

"Un cuadro nuevo y distinto se abre ante los ojos del suscrito, el cual pone en evidencia, lógicamente, nuevos elementos de valor que merecen ser considerados", afirmó Di Lello en un escrito de doce carillas y media en el que explicó por qué cambió de opinión en relación a un anterior dictamen en el que sí había pedido el juicio oral para el actual jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

"El suscripto al momento de entender que debía elevarse la causa a juicio respecto de todos los imputados, incluido sobre el que aquí se decide, lo hizo en función de considerar que las pruebas que quizás restaran conformar un plexo probatorio pleno respecto del ingeniero Macri se podían dilucidar en el debate", una situación que varió desde la firma de esa resolución, explicó ahora Di Lello. Y concluyó que "corresponde desvincular de la presente investigación al ingeniero Mauricio Macri y hacer lugar al pedido de sobreseimiento solicitado por la defensa".

Para el fiscal, nueva evidencia incorporada a la causa dejó en claro que Macri fue "ajeno" a la decisión de escuchar de manera ilegal a su ex cuñado Néstor Leonardo y al familiar de víctimas del atentado a la AMIA Sergio Burstein, los dos casos por los que está procesado.

La decisión final estará ahora en manos de Casanello, quien dio vista de manera simultánea a la fiscalía y a las dos querellas del caso, Leonardo y Burstein, sobre el pedido de sobreseimeinto presentado la semana pasada por la defensa de Macri, a cargo de los abogados Alejandro Perez Chada y Ricardo Rosental.

El juzgado ya recibió el dictamen de Di Lello y la posición de la querella de Burstein, que pidió que Macri sea enviado a juicio. En cuanto reciba la de Leonardo o se venza el plazo de seis días hábiles, dará vista a la defensa de Macri una vez más y luego resolverá.

Casanello envió ya a juicio oral a los demás procesados en la causa, entre ellos el ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge Palacios, pero rechazó hacerlo con Macri por entender que faltaba producir prueba.

Noticias relacionadas