Lucero: “La amenaza de Prat Gay es una berretada”

|| Locales
Compartir

El titular de Sadop Rosario le contestó con dureza al ministro de Hacienda de la Nación, quien dijo que cada gremio “sabrá hasta qué punto puede arriesgar salarios a cambio de empleos”. Por otra parte, cuestionó a la Provincia por alterar el cronograma de pagos a docentes privados.

El secretario general del Sindicato de Docentes Privados de Rosario (Sadop), Martín Lucero, salió hoy con los tapones de punta contra el ministro de Hacienda de la Nación Alfonso Prat Gay, quien en durante el fin de semana advirtió que “cada sindicato sabrá hasta qué punto puede arriesgar salarios a cambio de empleos”. Para el dirigente sindical se trata de una berreteada que no es nueva. “Eso lo escribió Adam Smith en 1776, el liberalismo puro”

Consultado sobre las expectativas que tiene el gremio en cuanto a las negociaciones paritarias, Lucero aseguró que están muy preocupados por la falta de datos en cuanto a la inflación. “Ahora el Indec ni siquiera pasa cifras truchas, directamente no brinda datos. Para nosotros los números de enero son muy importantes porque así se puede realizar una comparación interanual, pero hoy día no tenemos nada de eso”.

También cuestionó duramente los dichos de Prat Gay con relación a las negociaciones paritarias. El ministro había dicho ante los medios que “cada sindicato sabrá hasta qué punto puede arriesgar salarios a cambio de empleos”.

“La amenaza del ministro es una berretada. Eso lo escribió Adams Smith en 1776, es liberalismo puro. Nosotros no tenemos nada con que sean liberales. Sí estamos en contra de que no se respeten los derechos de los trabajadores y sobre eso nos vamos a plantar”, advirtió. Y agregó: “El Estado tiene la obligación de estar presente y de atender las necesidades de la gente, por eso lo primero que tiene que hacer es dar estadísticas ciertas”.  

Por otra parte cuestionó la alteración del cronograma de pagos para los docentes privados provinciales. En declaraciones a LT8, Lucero dijo que esa modificación tiene que ver con problema financiero de la gestión de Miguel Lifschitz.

“Lo que debe hacer el Gobierno es priorizar el pago a los trabajadores por sobre el de los acreedores. Es injusto que un docente vea postergado su cobro en más de diez días por esta razón”, reclamó.

 

Noticias relacionadas