Los trabajadores de Tiempo Argentino apuntaron al Estado por el ataque

|| País
Compartir

Los empleados del medio aseguraron en conferencia de prensa hace instantes: "Hacemos responsable al Estado nacional. No nos va a frenar ninguna patota: seguiremos informando". Los agresores, salieron del lugar en la madrugada escoltados por la Policía Federal. No hay ningún detenido.

Un ataque a la libertad de  expresión, un atentado hacia un medio de comunicación que hacía tiempo no se veía con tanta saña. El lunes a la madrugada un grupo de “patoteros”, tal como lo calificaron los propios trabajadores de Tiempo Argentino, ocasionaron destrozos en la redacción. En ese grupo de violentos se encontraba el presunto dueño, quien no sólo golpeó a los empleados sino que fue parte de este accionar. Los periodistas que forman parte de la cooperativa Por Más Tiempo, dieron una conferencia de prensa esta mañana y apuntaron al Estado.

"Poco después de la medianoche, tres compañeros que estaban en la redacción vieron ingresar a un grupo de personas que los amenazaron y los sacaron del edificio", indicó a Télam Javier Borelli, periodista de Tiempo y presidente de la cooperativa. Hoy los trabajadores, en conferencia de prensa, manifestaron: "La patota que entró y destrozó el edificio está ahora en su casa, hacemos responsable al Estado Nacional".

Borelli denunció que "la policía no detuvo a nadie, identificó con un listado a los que estaban adentro y los dejó ir haciéndoles un pasillo para facilitarles la salida".

Los empleados reconocieron entre los agresores al presunto dueño del medio, Mariano Martínez Rojas. Tanto él como el resto de los agresores, no quedaron detenidos, sino que fueron escoltados por la Policía para poder salir del lugar.

El hecho tuvo repudio por parte de muchos políticos y colegas en las redes sociales.