Los rosarinos volvieron a pedir por más seguridad y justicia

|| Locales
Compartir

La marcha que tuvo lugar ayer por la tarde fue una vez más multitudinaria. Si bien en el inicio el número de personas era menor al del 25 de agosto, con el correr de los minutos se fueron sumando al pedido de justicia y sobre todo de seguridad. Los manifestantes caminaron por las calles del centro con velas y carteles en los que se hacía referencia a las víctimas.

Al igual que lo ocurrido el pasado 25 de agosto en las calles de la ciudad, este 8 de septiembre todos los ciudadanos salieron a reclamar una vez más por seguridad por sobre todas las cosas. Los familiares de las víctimas del delito pidieron por justicia y todo se desarrolló con normalidad, excepto un caso aislado en donde un apersonas que se identificó como allegado a una de las personas fallecidas intentó ingresar violentamente a la casa de Gobierno rompiendo un vidrio, peo fue repudiado. Los manifestantes caminaron en paz y con velas blancas en sus manos.

Al igual que hace 15 días, la ciudad pidió a las autoridades que tomen cartas en el asunto en la cuestión de seguridad porque las calles de la ciudad cada día son menos transitables debido a que en cualquier momento se produce un hecho de robo y hasta pueden asesinar a una personas por un celular. Esta situación es crítica y los rosarinos lo saben. Por eso una vez más ayer decidieron manifestarse y marchar desde Tribunales hasta la sede de Gobernación frente a la Plaza San Martín.

Los taxistas también acompañaron el reclamo y se trasladaron hasta la zona de Gobernación que se colmó por completo. Todo fue en paz, aunque hubo un hecho aislado que fue repudiado por los allí presentes. Un joven, que se identificó como familiar de una víctima de la inseguridad, quiso ingresar violentamente a la casa de Gobierno rompiendo un vidrio, pero su accionar fue disuadido y repudiado, porque ese no era el objetivo.

Noticias relacionadas