Los libros escolares también aumentaron un 30 por ciento

|| Locales
Compartir

La canasta escolar tuvo un importante aumento y los padres que tengan que desembolsar el dinero para renovar la mochila y cartuchera de sus hijos deberán contar al menos con 583 pesos. Pero a eso hay que sumarle el incremento en los textos de lectura y actividades de las distintas áreas.

“Ma, quiero esa mochila, la de Barbie ¿me la comprás?”, le dice una nena de unos 10 años a su madre mientras apoya su carita en el vidrio del mostrador. A pocos metros un adolescente junto a su papá busca una carpeta para su hijo que le reclama sea “acorde” a su edad. Pero los gastos también se reflejan a la hora de comprar el material de lectura y trabajo para cada una de las clases, que al igual que la canasta escolar, tuvo un incremento que ronda el 30 por ciento, teniendo en cuenta los precios del 2016.

RosarioNoticias.info dialogó con algunas librerías de la ciudad para saber en verdad cuál será el incremento de algunos de los textos escolares, que más allá de lo básico de la canasta escolar, también reflejan un gasto en los bolsillos de las familias rosarinas.

German Mainelli, encargado de Librería SBS, confirmó a RosarioNoticias.info que el incremento “interanual está entre un 28 y un 30 por ciento” promedio en los libros de castellano, es decir, los referidos a las distintas áreas. “Tenemos dos grandes unidades de ventas que son los libros en castellano y los de Inglés. Los primeros, que son los manuales de áreas comparando los precios del 10 de febrero de 2016 a la misma fecha de 2017, el aumento está entre un 28 y un 30 por ciento. Mientras que los de inglés tendrán una suba de entre el 32 y el 34 por ciento”. En tanto, reveló que “los libros hasta julio no vuelven a aumentar, mantienen el mismo precio durante toda la temporada escolar”, luego el encarecimiento será “breve”.

Por su parte, Victoria, encargada de la librería Cúspide, confesó que recién ahora están “abriendo las nuevas ediciones”  pero confirmó que “habrá un aumento“. “Por ejemplo un libro de matemáticas que el año pasado estaba 338 pesos hoy sale $390”, ejemplificó la empleada a RosarioNoticias.info.

Teniendo en cuenta estos incrementos y sabiendo que en muchas familias hay más de un chico en etapa escolar, le pregunta clave era saber si hoy los padres optan por sacar fotocopias de algunas ediciones. Si bien los encargados de las librerías confesaron que “el mercado se va retrayendo por un montón de factores”, es poca la notoriedad que cobra. “Eso se ve más en los libros de la secundaria en donde ya no se consume mucho texto. En lo que sea primaria sí o sí tienen que comprar porque tienen actividades o fichas”, relató Victoria. Mientras que Mainelli explicó que "hay veces donde se hace pesado comprar un manual de 550 pesos". Pero señaló que el hecho de sacar copias “no está afectando de forma masiva la venta”.

En cuanto a la canasta escolar, respecto de cartucheras y útiles, Diego Martínez, Gerente de ventas de Lader, reveló a RosarioNoticias.info que el “aumento está en promedio en un 30 por ciento”. “Hay algunas cosas que aumentan un poco más que son los productos de licencia como las mochilas, carpetas o cartucheras de Barbie, Luna, Simone”, explicó. Pero por suerte, informó que “hay cosas que bajaron como por ejemplo una mochila Elf que el año pasado estaba en 1700 pesos, hoy está en 1490 y tiene un año de garantía”. Así que papis, a tomar nota al respecto.

En cuanto a las ventas, Martínez se mostró confiado en que tendrán éxito en las mismas. “Diciembre y enero fueron muy buenos, pensamos que se va a mover como venimos proyectando. también en febrero. Los días fuertes son los últimos 15 porque este año se va a atrasar un poco más porque empiezan las clases el 6 de marzo”, auguró el comerciante.

“Una canasta escolar con 20 o 25 artículos ronda los 583 pesos con mochila de espalda, carpeta, un block de hojas  400, una birome, fibras, pinturitas. Pero el público elige cosas. Hace un popurrí. Elige un producto caro y otro barato”, detalló Martínez.

En Lader también venden uniformes de escuelas privadas. Y ese es otro de los dolores de cabeza de los padres. Al igual que casi todo, “el incremento en las vestimentas fue del 25 o 30 por ciento”.

Con este panorama, a más de un padre el bolsillo le quedará vacío a fines de febrero y principio de marzo. Habrá que negociar con los más chicos y tratar de darle algunos gustitos mientras que para otros útiles tendrán que recurrir al reciclado de varios elementos que quedaron en la mochila en diciembre del año pasado.

Noticias relacionadas