Los divorciados podrán tomar la comunión

|| Mundo
Compartir

El Papa autorizó a los obispos a impartirla entre las persona separadas. Además, rechazó la “injusta discriminación contra los homosexuales”.

Francisco autorizó a los obispos a impartir la comunión a los divorciados. El sumo pontífice sostuvo que es importante hacerles sentir que son parte de la Iglesia. También rechazó la injusta discriminación contra los homosexuales.  

"A las personas divorciadas que viven en nueva unión, es importante hacerles sentir que son parte de la Iglesia, no están excomulgadas, y no son tratadas como tales, porque siempre integran la comunión eclesial", subrayó el Papa.

Para su santidad “estas situaciones exigen un atento discernimiento y un acompañamiento con gran respeto, evitando todo lenguaje y actitud que les haga sentir discriminadas, y promoviendo su participación en la vida de la comunidad".

En otro orden, Francisco expresó que "toda persona, independientemente de su tendencia sexual, ha de ser respetada en su dignidad y acogida con respeto, procurando evitar 'todo signo de discriminación injusta', y particularmente cualquier forma de agresión y violencia".

Noticias relacionadas