Los de Boca aplastaron a un Newell`s perdido

|| Deportes
Compartir

El Xeneize derrotó al Leproso por 4 a 1 con goles de Bentancur, Tevez de tiro libre, Silva y Palacios, por la cuarta fecha del campeonato de Primera División. Descontó Maxi Rodríguez, pero nada alcanzó para los dirigidos por Juan Pablo Vojvoda.

Newell´s no pudo seguir con la alegría que le había dado a los hinchas en la fecha anterior ante Racing en el Coloso Marcelo Bielsa. Boca Juniors estuvo imparable y los dirigidos por Juan Pablo Vojvoda no encontraron su norte. Los rojinegros cayeron por 4 a 1 en el partido  correspondiente a la cuarta fecha de la Zona 2 del torneo de Primera División.

Boca, con la victoria llegó a siete unidades y quedó a dos de los líderes Lanús y Colón de Santa Fe; en tanto que Newell's, con la derrota se quedó con tres puntos. El buen juego que había demostrado ante Racing se perdió completamente ante un Boca que mostró sus individualidades pero además trabajó muy bien el trabajo colectivo.

Los primeros 45 minutos del conjunto del "Vasco" Arruabarrebna, ya fuera de discusión, fueron fantásticos. El planteo le dio solidez en defensa, presión y fútbol en la mitad de la cancha y contundencia en ataque. Los xeneizes lo ganaron desde el vesturario, se puede decir. En cinco minutos convirtió dos goles: a los 35 segundos Bentancur  y a los cinco minutos Tevez y luego mostró fluidez y fútbol para aplastar a su rival con otro tanto, a los 37m., de Silva.

Newell's, con un 4-4-2 flexible, hizo las cosas muy mal y los resultados quedaron a la vista. La defensa hizo agua, al igual que el mediocampo. El conjunto que dirige interinamente Juan Pablo Vojvoda no llegó ni una sola vez al arco que defendió Agustín Orión.

En el entretiempo el técnico rojinegro realizó cambios: Sebastián D'Angelo por Unsaín en el arco (habría sufrido la fractura expuesta de mandíbula tras un rodillazo accidental de Tevez) y Lucas Mugni por Ignacio Scocco. Pero se ve que no era la noche de la Lepra. Nada salía bien. Hasta que llegó una jugada lúcida y colectiva que definió "Maxi" Rodríguez, para descontar a los 11 minutos de complemento. Pero no alcanzó.

Boca nunca dejó de ser el dueño del partido y no conforme con el baile, llegó el cuarto. A los 27 minutos Palacios marcó el 4-1 definitivo.

La Lepra deberá rever rápidamente su funcionamiento porque los resultados no pueden ser tan variados. A mitad de semana una goleada y luego lo mismo pero en contra. Hay cuestiones que deben ser analizadas en la semana para mejor el panorama actual.

Noticias relacionadas