Los carreros suspendieron las protestas

|| Locales
Compartir

Fueron recibidos por funcionarios municipales y se llevaron el compromiso de que no serán perseguidos. Este martes uno de los cartoneros se encadenó frente al Concejo Municipal y amenazó con prenderse fuego.

Luego que un carrero se encadenara frente al Concejo Municipal y amenazara con prenderse fuego, fueron recibidos por funcionarios de Gestión Territorial del municipio y se llevaron el compromiso de que no serán perseguidos por estar arriba de un carro. Desde el 31 de marzo se puso en vigencia la ordenanza que prohíbe en Rosario la tracción a sangre, sin embargo muchos de ellos no lograron reconvertirse y el dinero que les ofrecen les alcanza para muy poco.

La decisión del Ejecutivo de atenderlos y el compromiso de que no serán perseguidos destrabaron la protesta y sirvió para que el cartonero que amenazó con prenderse fuego depusiera su actitud.