Llanto y dolor en la despedida a los jugares del Chapecoense

|| Deportes
Compartir

El velatorio se llevó a cabo bajo una carpa con la inscripción: "En las alegrías y en las horas más difíciles mi huracán es siempre un vencedor. Gracias, Chapecoense, Atlético Medellín".

Unas 20 mil personas acompañaron, en medio de lágrimas y congoja el Arena Condá de Chapecó, el cortejo fúnebre con los restos de 50 personas, 19 futbolistas del Chapecoense, que murieron en el avión que cayó el lunes por la noche en Colombia. Temer fue ingnorado.

El velatorio se llevó a cabo bajo una carpa con la inscripción: "En las alegrías y en las horas más difíciles mi huracán es siempre un vencedor. Gracias, Chapecoense, Atlético Medellín".

La ceremonia se realizó en el campo de juego con la presencia de autoridades como el presidente brasileño Michel Temer, el de la FIFA, Gianni Infantino así como militares, familiares de las víctimas, del avión que llevaba a los jugadores hacia Medellín a jugar la final de la Copa Sudamericana.

Las hinchadas organizadas de varios clubes, presentes en una demostración inédita de unidad, cantaban todas por Chapecoense, lanzando bengalas verdes y blancas.

Si bien Temer temía por ser agredido o que le demostraran señales de descrédito, fue ignorado por el público que ovacionó al embajador colombiano en Brasil, Alejandro Borda.

Temer había encabezado la recepción de los 50 féretros en el aeropuerto de Chapecó, a 200 kilómetros de la frontera con  Argentina, pero a último momento anunció su participación en el velorio, luego de una polémica por algunos familiares que dijeron que no quería verlo allí.(Télam)

 

Noticias relacionadas