Lifschitz también destacó la visita de Macri a Rosario

|| Locales
Compartir

“Es un honor volver a recibir en la provincia al presidente a pocos meses de iniciado su mandato”, dijo el gobernador santafesino. Además, el mandatario provincial bregó por un “federalismo integrador”. Más temprano, la intendenta Mónica Fein había calificado la visita de Macri como “muy positiva”.

La visita del presidente de la Nación, Mauricio Macri, repercutió en el arco político local. Más allá de rechazos de distintos sectores de la oposición, sindicatos y organizaciones sociales, los referentes institucionales valoraron como positiva la presencia del jefe de Estado en Rosario, en el marco del inicio del ciclo lectivo en la Facultad de Derecho y el posterior almuerzo con empresarios en la Bolsa de Comercio.  

“Es un honor volver a recibir en la provincia al presidente a pocos meses de iniciado su mandato, y lo hacemos en una institución señera como lo es la Bolsa de Comercio de Rosario, muy representativa y de mucho prestigio a nivel nacional, pero también protagonista de la vida de la ciudad y la provincia”, señaló el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, al hacer su discurso ante los 200 invitados al almuerzo en el tradicional recinto de Córdoba y Corrientes.

Además, el jefe de la Casa Gris dijo que Santa Fe “debe ser una protagonista importante de un proyecto de desarrollo integrado de la Argentina, donde se dejen de lado los intereses individuales en pos de un trabajo integrado para la construcción de un futuro mejor”.

“La mayoría de los argentinos –continuó el gobernador– coincidimos en la necesidad de restablecer una democracia republicana sobre sólidos valores y principios democráticos y éticos, el equilibrio de poderes, la independencia de la justicia, la necesidad de transparencia en la administración pública, autonomía de los organismos de control, el rol del Parlamento, y el diálogo social. Además, aspiramos a recuperar la senda del crecimiento, del desarrollo económico en el país, a un proyecto sustentable en el tiempo, sostenible, de inclusión social y de desarrollo del interior en el marco de un federalismo que tenemos que reconstruir en la Argentina”.

 En este sentido, Lifschitz afirmó que “si algo caracteriza hoy al debate político es el rol de las provincias, su relación con el gobierno nacional y, en ese punto, nosotros estamos convencidos de que más allá del debate acotado de la coparticipación, lo importante es el rol de articulación, de cooperación, de colaboración que debe establecerse entre el ámbito nacional y los gobiernos provinciales. Tenemos muchas expectativas puestas en esas posibilidades; tenemos por delante una gran oportunidad y Santa Fe quiere ser protagonista”.

 “Los santafesinos nos sentimos herederos del pensamiento de un gran gobernador de esta provincia que hace más de 60 años nos hablaba del federalismo integrador: Carlos Sylvestre Begnis. Y vaya si dio muestras de esa voluntad política, construyendo por aquellos años quizá la obra más emblemática de integración que se haya construido en el país, como es el túnel subfluvial entre las ciudades de Santa Fe y Paraná”, continuó el titular de la Casa Gris.

 “No necesitamos provincias que trabajen por sus intereses individuales, sino provincias que trabajen integradamente con el gobierno nacional para construir un proyecto de futuro”, prosiguió Lifschitz, y dirigiéndose al presidente sostuvo: “Tenemos vocación y queremos ser protagonistas de un proyecto común de desarrollo para la Argentina, donde no tenemos ninguna duda de que Santa Fe, sus empresarios, sus productores, su capital social, sus universidades, su capital científico y tecnológico, tienen un rol muy importante para jugar”.

Noticias relacionadas