Lifschitz solicitó ayuda tras del temporal que castigó Santa Fe

|| Locales
Compartir

La provincia de Santa Fe es una de más afectadas por el temporal de intensidad que se descargó en las últimas horas sobre una amplia zona geográfica del centro-norte del país, dejando ciudades y pueblos anegados y también afectó la producción agropecuaria.

El gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz dijo que va a necesitar la ayuda del gobierno nacional para los productores, como también para la reparación de caminos y rutas, agregó que hay pueblos que están bajo agua y advirtió que el régimen de lluvias ha variado por el cambio climático. Adelantó que este miércoles se declara la emergencia agropecuaria en Santa Fe y va a pedir la adhesión del gobierno nacional por el impacto económico  que sufrirá la provincia, por la pérdida de cosechas de amplias zonas productivas de granos. 

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) había alertado sobre tormentas con intensas ráfagas de viento, ocasional caída de granizo, importante actividad eléctrica y abundante caída de agua en cortos periodos, que se registraron  entre ayer y esta madrugada.

El gobierno de  Santa Fe estimó que asciende a más de 500 el número de evacuados y precisó que las zonas más afectadas son las localidades ubicadas sobre la ruta provincial 18, que va de Rosario hacia la ciudad bonaerense de Pergamino.  Se trata de las localidades de: Villa Amelia, Coronel Domínguez, Acebal, Arroyo Seco, Pueblo Esther, Empalme Villa Constitución y los parajes La Vanguardia y Uranga, ubicados en los departamentos Rosario y Constitución.

En la ciudad santafesina de Rafaela la tormenta provocó la voladura de techos, que obligó a varias familias a abandonar sus hogares, derribó más de 300 árboles y más de una docena de autos fueron aplastados. Allí se registraron ráfagas de más de 100 kilómetros/hora, que provocaron la interrupción del servicio de energía y, entre otros destrozos,  se desplomó el mástil ubicado en la plazoleta que enfrenta a la Jefatura de Policía, de unos 30 metros de altura, inaugurado en 1945.

Por su parte el director de Defensa Civil de la Municipalidad de Rosario, Raúl Rainone, informó  que los barrios más afectados son los ubicados en la zona sur: Las Flores, Antena y Tango. "Allí la situación se agravó con la tormenta de esta madrugada", dijo y mencionó que  en la central de emergencias se recibieron más de 60 denuncias por árboles caídos; seis de ellos sobre viviendas y tres sobre autos.  La tormenta provocó la caída de columnas y cables del servicio eléctrico a cargo de la Empresa Provincial de Energía-EPE-.

"La base de los inconvenientes en Rosario está dado en el anegamiento de cámaras subterráneas en el centro", explicó el vocero de prensa de la EPE, Hugo Ceré. La normalización del suministro eléctrico se irá dando durante la jornada, agregó.

El temporal afectó caminos y rutas,  la más importante  la autopista Santa Fe-Rosario, Rosario-Buenos Aires y la ruta nacional 34. (RosarioNoticias.info/Télam)

 

Noticias relacionadas