Lifschitz no reclamó a Nación por el agua que llega desde Córdoba

|| Locales
Compartir

Así lo aseguró el viceministro del Interior, Sebastián García de Luca, quien manifestó que de ser necesario está el ámbito creado para discutir la cuestión en una mesa de negociaciones. También indicó que desde que se creó el comité de cuenca Santa Fe no presentó proyectos.

El gobernador Miguel Lifschitz había manifestado el lunes en declaraciones periodísticas su preocupación por el agua que viene desde la provincia de Córdoba y que afecta sobremanera a las tierras santafesinas. Incluso pidió la intervención de la Nación para “definir un marco de referencia entre ambas cuencas”. Luego de esos dichos mantuvo una reunión en la ciudad de Santa Fe con funcionarios del Gobierno de Mauricio Macri, pero según el viceministro del Interior, Sebastián García de Luca, ellos no recibieron ningún planteo al respecto.

El funcionario nacional sostuvo que si hay elementos que justifiquen la intervención del Comité de Cuenca para evaluar las conductas de ambas provincias sobre el tratamiento de las aguas “está el ámbito creado para poder discutirlo en esa mesa”.

En declaraciones a LT3, García de Luca aseguró que en la reunión que mantuvieron ayer con el gobernador Lifschitz, a la que calificó de “muy buena”, en ningún momento el mandatario santafesino planteó la problemática del agua con la provincia vecina. “No fue un reclamo que nos haya hecho el gobernador”, expresó.

Además, marcó diferencias entre una provincia y otra al sostener que “este Gobierno creó un comité de cuenca mixto que funciona desde el año pasado”. Mientras Córdoba presentó 11 proyectos, que “ya están en ejecución” Santa Fe no presentó ninguno.