“Lifschitz fue a reclamar por el tarifazo cuando la gente empezó a putear”

|| Locales
Compartir

Alberto Muñoz de Usuarios y Consumidores manifestó que el planteo que el gobernador le hizo a Aranguren llega muy tarde. Cuestionó la propuesta de desdoblamiento del aumento al sostener que “es como darle a cada santafesino un veneno de a poco”.

El titular de Unión de Usuarios y Consumidores de Rosario, Alberto Muñoz, se refirió hoy a la propuesta que el gobernador Miguel Lifschitz le llevó ayer al ministro de Energía de la Nación Juan José Aranguren. Según su punto de vista, la oferta del mandatario provincial llega de manera tardía. También la cuestionó por considerar que el gradualismo que se plantea no hace a la diferencia y “es como darle a cada santafesino un veneno de a poco”.

“Lifschitz fue a Buenos Aires a hacer el reclamo por el tarifazo cuando la gente recibió las facturas de luz y empezó a putear, antes de eso nada se hizo” graficó.

En diálogo con RosarioNoticias.info, Muñoz aseguró que lo peor todavía no llegó ya que el incremento pleno del servicio llegará en la factura del próximo bimestre. “El incremento dispuesto por la EPE del 26,9% entró en vigencia a partir del 1º de diciembre, mientras que el que se genera por la quita de subsidios, que ronda el 55%, se aplica desde el 1º de febrero. Como el bimestre que le está llegando a la gente es enero-febrero, en realidad está recibiendo el incremento aplicado sobre un solo mes”.

Con referencia a la propuesta que la provincia le llevó ayer a la nación para tratar de evitar que el impacto sea tan fuerte, sobre todo en los sectores industriales, Muñoz sostuvo que “eso es como darle a cada santafesino un veneno de a poco”.

Lifschitz le pidió a Aranguren que el gobierno nacional, a través de Camesa,  permita generar un financiamiento que posibilite un desdoblamiento del pago del incremento tarifario. El ministro prometió analizar la propuesta y quedó en contestar. Más allá de la respuesta que dé la Nación, para Muñoz “eso no hace a la cuestión de fondo”.

Consultado sobre si el tarifazo podría haberse evitado, Muñoz expresó que era necesario un sinceramiento en las tarifas pero no de esta forma. “Acá lo que debería haberse buscado es terminar con los beneficios hacia quienes viven en Capital Federal que siempre pagaron tres o cuatro veces menos por ese servicio. Esta quita de subsidios si bien les genera a ellos un aumento sustancial, lo mismo nos pasa en Santa Fe por lo que la brecha se sigue manteniendo”.

Noticias relacionadas