Lifschitz firmó el acuerdo con Nación para la llegada de fuerzas federales

|| Locales
Compartir

El convenio en seguridad fue rubricado luego de la reunión que mantuvo el gobernador con el presidente Macri, en Casa Rosada. En conferencia de prensa no brindaron precisiones sobre la cantidad de agentes que llegarán a la provincia, pero informaron que se establecerá un comité de planificación y un comité operativo, que trabajaran de manera conjunta para atacar el delito y el narcotráfico.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, firmó este lunes por la tarde el acuerdo en seguridad que redundará en el regreso de las fuerzas federales a la provincia, en un convenio que tendrá vigencia hasta diciembre del 2017. Fue tras la reunión que el jefe del Ejecutivo provincial mantuvo con el presidente Mauricio Macri, en la Casa Rosada.

Luego del encuentro con Macri, el gobernador compartió una conferencia de prensa junto con el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, y la ministra de Seguridad, Patricia, Bullrich, donde se brindaron los principales lineamientos del acuerdo.

A pesar de que no se precisó la cantidad de agentes que llegarán a la provincia, sí se informó que se establecerá un comité de planificación, presidido por el gobernador y por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y un comité operativo, que está abocado al trabajo en el territorio. “Esto nos pone en un escenario de coordinación de políticas, de articulación de una estrategia común tanto para los delitos de competencia federal como los delitos propios de competencia provincial”, señaló Lifschitz ante los medios.

Bullrich, por su parte, sentenció: “Es muy importante esta cooperación que vamos a llevar adelante con los recursos que tiene el Gobierno, a través de una voluntad muy clara del presidente de la Nación de ayudar a todos los santafesinos para superar los problemas de inseguridad que existen en las provincias. Para eso vamos a tener un comité de análisis estratégico y un comité operativo que va a trabajar sobre el terreno, tratando de desbaratar, y desarticular  las bandas, los grupos de delitos complejos”.

Una de las preguntas que no podía obviarse era el número de las fuerzas federales que llegarán a la provincia. En ese sentido, Lifschitz indicó: “Se va a ir evaluando según las necesidades y la planificación que desarrollemos en las próximas semanas. El cambio sustantivo no tiene que ver con el número, sino con la coordinación de las fuerzas. Las presencias anteriores de fuerzas federales eran absolutamente descoordinadas, con lo cual buena parte de los recursos se terminaba desperdiciando o no provocando el impacto que se requiere. Por eso, lo clave de esto es la posibilidad de tener una coordinación estratégica y también la permanencia”.

A su vez, uno de los cortocircuitos entre Nación y provincia fue el tema dela corrupción dentro de la policía santafesina, lo que motivó que Bullrich acusara a la Casa Gris de no querer “depurar la policía”. En esta ocasión, ante la pregunta de los cronistas la funcionaria nacional se limitó a decir  que va a haber una “apertura de la información” tanto de las fuerzas provinciales como de las fuerzas nacionales y agregó: “La idea es tener un sistema de georreferenciación, donde podamos saber cómo están trabajando los efectivos federales y provinciales. Esto se va a ir decidiendo en los comités operativos, pero la idea es que el control cruzado siempre es bueno. Esto nos va a dar un mapa general de cómo están funcionando ambas jurisdicciones en conjunto para trabajar en común”.

Noticias relacionadas