“Lifschitz está demasiado subordinado a la suerte del macrismo”

|| Locales
Compartir

Para el diputado Busatto el gobernador debería adoptar una postura más “férrea” en defensa de los intereses de Santa Fe. Desde su punto de vista la situación es “inquietante” porque no hay una diferenciación clara de las políticas que se aplican a nivel nacional.

El diputado provincial por el PJ, Leandro Busatto, manifestó estar preocupado por el futuro de la provincia porque entiende que el gobernador Miguel Lifschitz “está demasiado subordinado a la suerte del macrismo”. Para el legislador, el mandatario provincial debería adoptar una postura más “férrea” en la defensa de los intereses de Santa Fe, sobre todo para preservar los puestos de trabajo. Además, le reprochó al Frente Progresista no tener la misma actitud que con la administración anterior, a la que “permanentemente” denunciaba “por supuesta discriminación”.

“A mí me preocupa sensiblemente la posición del gobierno provincial, tenemos un gobernador que debería tener una postura un poco más férrea en la defensa de los intereses de Santa Fe y que debería realizar un proceso de despegue político de la figura de las decisiones que está tomado el gobierno central”, expresó Busatto.

En diálogo con Radio SÍ98.9, el legislador por el peronismo sostuvo que ve a Lifschitz “demasiado subordinado a la suerte del macrismo”. Desde su punto de vista la posición del gobernador es “inquietante” porque ven que la Provincia no se diferencia de las políticas que se aplican a nivel nacional.  

“La Provincia no ha buscado un proceso distintivo de lo que hace Nación para defender las fuentes laborales, al contrario ha seguido demasiado pegado y creo que eso no es bueno”, evaluó.

Por último, le enrostró al Frente Progresista las constantes quejas y reclamos que le hacía al gobierno de Cristina Kirchner.  “Nuestra gestión fue fuertemente denunciada mediática y políticamente por supuesta discriminación. Sin embargo, durante esos años Santa Fe crecía a niveles exponenciales y durante mucho tiempo se invirtió desde Nación casi un presupuesto y medio de lo que la provincia manejaba. Hoy el discurso ha cambiado, la provincia se acomodó a estos nuevos tiempos que transita la Argentina, demasiados felices y alegres sin hablar tanto de discriminación, ni de reclamos.”

Noticias relacionadas