Lifschitz: “En Santa Fe, el segundo semestre ya empezó”

|| Locales
Compartir

El gobernador dijo que ve “un buen clima en el sector productivo” y más allá de los problemas climáticos y de coyuntura, “la perspectiva es positiva”.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, aseguró que “en Santa Fe, el segundo semestre ya empezó. Vemos un buen clima en el sector productivo, en el sector agropecuario y en el agroindustrial de la provincia”, y afirmó que, más allá de los problemas climáticos y de coyuntura, “la perspectiva es positiva”. Lo hizo al cerrar este miércoles el Congreso Maizar 2016 junto a Aníbal Ivancich, presidente de la organización que nuclea a todos los integrantes de la cadena productiva, comercial, industrial, alimenticia y exportadora de maíz y sorgo, y Diego Heinrich, Presidente del Congreso de este año.

“El maíz es un cultivo estratégico para el país y la provincia, que representa una oportunidad extraordinaria para crecer en productos industrializados y sumar valor a las producciones agropecuarias”, dijo Lifschitz.

“La producción e industrialización del maíz es estratégica para la Argentina y para la provincia de Santa Fe. Ya hace tiempo que descubrimos que la cadena del maíz es una cadena de valor virtuosa que representa una extraordinaria oportunidad para el país y muy especialmente para provincias como la nuestra”, aseguró.

Según el mandatario, “el maíz tiene una enorme potencialidad de desarrollo y crecimiento, que nos permite no solamente pensar en lo agropecuario sino fundamentalmente en las aplicaciones industriales, en el valor agregado. Quizás ningún otro producto del sector agropecuario tenga tanta potencialidad en este sentido”, aseguró.

“Hay muchas oportunidades que se abren para la Argentina, para el sector agropecuario, en particular para el desarrollo del maíz como un producto estratégico del sector”.

Para Lifschitz, “la apertura al mundo, las medidas que ha tomado el gobierno en materia de retenciones, entre otras, alientan al productor para invertir y particularmente aquellos que están involucrados con este cultivo. Tenemos una gran oportunidad de crecer en hectáreas, de avanzar con el maíz como cultivo exclusivo o en rotaciones; de crecer en nuestra participación en el mercado mundial y fundamentalmente la gran oportunidad de sumar valor agregado con productos como el bioetanol, los bioplásticos o el aprovechamiento en todas las cadenas ganaderas”.

Con todo, el gobernador realizó algunas críticas al gobierno nacional. “Tal vez falte desde mi mirada una estrategia más clara del gobierno nacional para promover a mediano y largo plazo un plan integral agropecuario con objetivos más definidos y con estrategias más claras, pero de todas formas creo que hay buenas señales y creo que eso ya es suficiente para generar estímulos positivos después de las épocas que hemos atravesado en años anteriores”, sostuvo.

“El Estado, y sobre todo las provincias, deben recuperar el papel de articular, liderar, de hacer buenos diagnósticos, de mirar el mundo y de buscar oportunidades; de acompañar a los más pequeños, de propiciar el asociativismo y de articular con el sector académico y científico”.

“Venimos de estar muchos años ocupados en la coyuntura, de estar con una mirada corta, tratando de sobrellevar las crisis, de aprovechar rápido los tiempos de bonanza porque sabíamos que después podía volver otra crisis, sin demasiada perspectiva de largo plazo. Creo que este es un momento para empezar a mirar más lejos”, sentenció Lifschitz.

Noticias relacionadas