Lifschitz confirmó el acuerdo para la llegada de gendarmes

|| Locales
Compartir

El gobernador ratificó que habrá un “comando unificado” con las fuerzas federales. Además, señaló que el acuerdo con Nación “ya está cerrado” y se anunciaría en los próximos días. El jefe de la Casa Gris no confirmó la cantidad de efectivos que llegarán a la provincia, pero expresó que “más allá del número lo importante es la tarea que desempeñen”.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, se refirió este miércoles al acuerdo en seguridad que en los próximos días rubricará con Nación. A pesar de que no habló de cantidad de efectivos, el jefe del Ejecutivo provincial confirmó que habrá un “comando unificado”, descartó una intervención, y señaló: “Pretendemos combatir el narcotráfico en serio”.

Según el gobernador, el acuerdo ya está cerrado y se anunciaría en los próximos días. “Es un convenio de trabajo operativo, en el territorio, que es un poco lo que veníamos planteando. Ha habido predisposición de los funcionarios nacionales, que estuvieron en contacto con el Presidente. Esta es una decisión al más alto nivel del Gobierno nacional de trabajar en conjunto para que la tarea de las fuerzas federales y de la policía provincial, de la justicia federal y de la provincial tenga los mejores impactos y lo podamos desarrollar en un trabajo de mediano y largo plazo”, indicó el jefe de la Casa Gris en declaraciones a Radio 2.

Y agregó: “Esto no puede ser algo esporádico de unos meses. Tiene que ser un trabajo de un par de años para que realmente podamos ver resultados y cambios estructurales en el esquema de seguridad de la provincia, donde cada fuerza y cada nivel de gobierno tienen sus propias responsabilidades competencias”.

Una de las polémicas, ante el inminente arribo de fuerzas federales, fue la coordinación entre las distintas fuerzas. Sin embargo, Lifschitz, en sintonía con lo expresado por el ministro Pullaro, desechó la versión que daba cuenta de una intervención de Nación. En ese sentido, habló de un trabajo coordinado y criticó al gobierno kirchnerista en su anterior incursión en territorio santafesino. “Intentamos lograr un comando unificado con el gobierno anterior y fue imposible”, indicó.

Con todo, el gobernador dio detalles de la metodología de trabajo.  “Con la firma de este convenio va a haber una mesa política, en donde va a esta la ministra (por Bullrich) y yo mismo como gobernador para coordinar políticamente con reuniones periódicas, de evaluación permanente. Por otro lado, una mesa operativa en el territorio donde estarán los jefes de las cuatro fuerzas nacionales destacados en la provincia”, apuntó.   

“Va a haber un trabajo coordinado y si hubiera disidencias lo resolveremos de común acuerdo con la ministra, pero la idea es trabajar con acuerdos y consensos, cada uno respetando las competencias del otro. Si hubo un mensaje de la ciudadanía el jueves anterior (por la marcha Rosario Sangra)  es un reclamo a todos los poderes del Estado para que nos dejemos de discursos y para que las cosas que decimos las hagamos en la práctica”, afirmó.

Por su parte, Lifschitz descartó de plano las versiones que daban cuenta de una intervención en seguridad por parte de Nación. Así, destacó que  “eso no estuvo nunca en el debate, además es inviable desde un punto de vista constitucional”. Y agregó: “La charla que mantuvimos con Bullrich y su equipo apuntó a darle integralidad al proyecto, para que no fuera lo que ocurrió en años anteriores, con una llegada de fuerzas federales unos meses, con una tarea de presencia en el territorio que siempre es bienvenida, pero que luego se retiran y las cosas quedan como están. Nosotros pretendemos combatir el narcotráfico en serio”.

Finalmente, el gobernador no dio precisiones sobre la cantidad de efectivos que llegarán a Santa Fe, pero aclaró: “Más allá del número lo importante es la tarea que desempeñen”.

Noticias relacionadas