Lifschitz anunció "plan preventivo" para evitar conflictos a fin de año

|| Locales
Compartir

Si bien admitió que no ve “situaciones de riesgo”, el gobernador adelantó que ya se puso en marcha un programa preventivo con la intervención de las fuerzas de seguridad para evitar “desbordes” en zonas vulnerables. A su vez, volvió a insistir en que la provincia no está en condiciones de otorgar un bono de fin de año.

Se acerca diciembre, un mes siempre conflictivo en materia social, y es por eso que el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, anunció la implementación “plan de acción preventivo” para evitar cualquier tipo de “desborde” a fin de año.

"La posibilidad de que puedan reavivarse algunos conflictos sociales o demandas de alimentos cuando se acerca fin de año, son hipótesis que siempre aparecen en esta fechas, pero nosotros no percibimos que eso pueda suceder. No visualizamos una situación de riesgo.", dijo el gobernador a Télam.

Lischitz aseguró que tanto en Rosario, como en la ciudad de Santa Fe "no hay situaciones que hagan pensar es este tipo de manifestaciones".

Sin embargo, el mandatario socialista aseguró que su gobierno se está preparando para contener "demandas puntuales que pudieran surgir de los barrios más vulnerables" en los días próximos a las fiestas navideñas y anticipó la puesta en marcha de un "programa de acción preventiva (con la intervención) de fuerzas de seguridad para evitar cualquier tipo de desbordes".

En otro orden, el gobernador reiteró que su provincia, como otras, tendrá "serias dificultades" para entregar un bono de fin de año a trabajadores estatales, algo aún no oficializado por el Ejecutivo nacional, pero que -según trascendió- planea anunciar en los próximos días.

"Como todas las provincias tenemos serias dificultades para introducir cambios en la política salarial cuando nuestros presupuestos ya están ejecutados", evaluó el dirigente socialista, aunque se mostró "sensible" frente a la demanda de compensaciones de ingresos por parte de los gremios.

El posible otorgamiento de un bono de fin de año para empleados estatales nacionales y provinciales puso en alerta a los gobernadores y algunos de ellos salieron a marcar las "dificultades" financieras que tendrían sus distritos para cumplir con esa medida.

Sin embargo, provincias como San Luis y San Juan ya confirmaron que otorgarán compensaciones muy por encima del piso de 2000 pesos acordado ayer entre el Ejecutivo, la CGT y los empresarios como punto de partida de las negociaciones por un bono extraordinario de fin de año.

"Sería una referencia importante para las provincias saber qué va a hacer el gobierno nacional", refirió el mandatario santafesino, y agregó que "sería importante que haya una disposición para colaborar con las provincias". (Rosarionoticias.info/Télam)

Noticias relacionadas