Leopoldo López fue recluido en una celda más pequeña y sin luz

|| Mundo
Compartir

Cuando regresó de escuchar la sentencia de la jueza Susana Barreiros, el líder opositor venezolano se encontró con que lo habían cambiado de lugar. Sus pertenencias estaban tiradas en el suelo

El líder opositor venezolano Leopoldo López, quien fue sentenciado a 13 años y nueve meses de prisión, fue cambiado a una celda más pequeña y sin luz en el penal de Ramo Verde. La madre del político, Antonieta Mendoza, subrayó: "Cuando fue nuevamente trasladado hasta Ramo Verde, se encontró con que ya no estaba en la misma celda de antes. La nueva es de 2x2, más pequeña que la anterior. Tampoco tiene luz, por lo que está pidiendo una vela", comentó.

De acuerdo con lo que publica El Nacional, agregó que a su hijo también le cambiaron la cama. Además, las pocas cosas que tenía, como unas fotos, fueron tiradas al suelo. "Leopoldo le reclamó al coronel por lo que había sucedido y lo que recibió como respuesta fue que él era el director de la cárcel y lo podía hacer cuantas veces quisiera", explicó Antonieta.

Mendoza pidió que las condiciones en las que se encuentra el coordinador nacional de Voluntad Popular sean revisadas. "Debe tener contacto con los otros presos, el régimen de visita debe ser ampliado".

Por último, agregó que el titular de Voluntad Popular duerme menos de 5 horas por día y que unas 14 cámaras lo vigilan cuando está en el comedor, y dos guardias custodian todo lo que hace. "Sólo puede hablar con nosotros 5 minutos, y obviamente la llamada es grabada".

La mujer del dirigente afirmó que la oposición triunfará el 6 de diciembre, y los legisladores presentarán una ley de amnistía para "liberar a todos los presos políticos". Sus declaraciones se dieron en el marco de la XIX edición del Forum 2000, que se celebra con el lema "Democracia y Educación", en Praga.

"Sólo puede hablar con los custodios militares, que tienen orden de no mirarlo a los ojos", explicó Tintori sobre el día a día de Leopoldo López. Y prosiguió: "Y esas esposas se las vamos a quitar, con cada voz, con cada testimonio, con cada acción pacífica, no violenta, pero contundente". (Infobae)