Lentamente las aguas van bajando

|| Locales
Compartir

Tras las complicaciones generadas por las fuertes tormentas que azotaron al sur de la provincial, la situación a normalizarse. Así lo manifestó este lunes el director de Protección Civil. No se esperan más lluvias para esta zona, sí un alerta para el centro y norte.

Tras las complicaciones generadas por las fuertes tormentas que azotaron al sur de la provincia de Santa Fe, la situación lentamente tiende a normalizarse. En cuanto a las rutas, algunas de ellas debieron cortarse durante la jornada de este lunes como consecuencia de la gran cantidad de agua acumulada. En ese sentido, las condiciones también han mejorado. Para las próximas se espera que cese del alerta.

El director de Protección Civil de la provincia, Marcos Escajadillo, hizo una breve reseña de cómo está la situación en las localidades más afectadas por el temporal. Según explicó el funcionario, “lentamente todo tiende a normalizarse”.

Además explicó que desde la repartición que él comando se está brindando asistencia permanente a los damnificados. Las localidades más afectadas fueron: Álvarez, donde varias familias debieron ser evacuados luego que el agua ingresara a sus viviendas y en menor medida Pérez y María Teresa.

“A través de un camión de Gendarmería ya se le hizo llegar al intendente de Álvarez la ayuda que nos había solicitado. También se continúan las tares en María Teresa que la jefa comunal nos había solicitado”, describió Escajadillo en una entrevista concedida a LT3.

En cuanto a lo que vendrá en materia climática, el funcionario provincial manifestó que en las próximas horas no se esperan más lluvias para el sur provincial, aunque sí un alerta para el centro y norte de Santa Fe.

 

Noticias relacionadas