Las verduras también, aseguran que el 70 por ciento están contaminadas

|| Locales
Compartir

Hoy se conoció un trabajo realizado por la Universidad de La Plata que da cuenta que el 100% de los algodones y gasas estériles contienen glifosato. Un especialista aseveró que lo mismo pasa con las hortalizas. Además, cuestionó la aprobación del proyecto de la diputada Bertero.

Hoy se conoció un trabajo realizado por la Universidad de La Plata que da cuenta que el 100% de los algodones y gasas estériles contienen glifosato, un herbicida potencialmente cancerígeno según la Organización Mundial de la Salud. Pero su utilización no se agota ahí, el 70 por ciento de las verduras también son fumigadas con el cuestionado producto. Así lo expresó hoy el médico veterinario y docente Eduardo Spiaggi.

“El Glifosato es un problema y hay que alejarlo de la gente. Esto no sólo se da con el algodón, un estudio realizado por la misma facultad dio cuenta que el 70 por ciento de las verduras también son fumigadas con ese veneno”, explicó.

“Es hora que la sociedad se movilice por estos temas, tal vez sea muy largo y desgastante discutir el modelo de producción, pero lo que no se puede discutir es el tema de las fumigaciones”, sostuvo en contacto con radio SÍ98.9.

El especialista se refirió al proyecto de fumigaciones aprobado recientemente por la Cámara de Diputados de la provincia por el cual se permiten las aspersiones aéreas y se reducen las terrestres a 200 metros al sostener: “Se trata de algo decepcionante, pero no tenemos que perder las esperanzas todavía deber ser evaluado en el Senado”.

“Uno consume este tipo de productos pensando que están esterilizados, pero están roseados por sustancias cancerígenas. No hay controles, lo mismo pasa con las verduras. Según un estudio realizado, también por la Universidad de La Plata, el 75 por ciento de las verduras están contaminadas”, detalló.

Producir sin contaminar es posible

Spiaggi aseguró que es posible y rentable llevar a cabo una producción sin fumigaciones. El especialista puso como ejemplo el trabajo que ellos están realizando en Casilda. Allí se producen verduras, frutas, trigo ecológico y soja no transgénica. Todos productos que luego se venden en ferias urbanas, tanto en Rosario como en otras localidades.

“En este campo hay mil árboles, no usamos glifosato y es rentable. Lo que hay que dejar en claro es que técnicamente se puede, y que el productor gana plata. Lo que no se puede es hacer mil hectáreas de un solo cultivo. Para lograr esto es necesario una decisión política por eso nos da tanta bronca que se aprueben proyectos como el la diputada (Inés) Bertero”.

Noticias relacionadas