Las Leonas rugieron como saben y fueron campeonas en Rosario

|| Deportes
Compartir

El equipo argentino goleó 5-1 a Nueva Zelanda y se quedó con el certamen en el estadio “Luciana Aymar”. Las dirigidas por Gabriel Minadeo le pusieron garra y fueron de menor a mayor en la conquista por el título.

Sin lugar a dudas que Rosario tiene una mística especial para que las Leonas  saquen toda su furia y muestren las garras a la hora de ganar títulos. En la Cuna de la Bandera lograron un campeonato  mundial en 2010, la vuelta olímpica en la Champions Trophy de 2012 y este domingo 13 de diciembre de 2015 obtuvieron la Liga Mundial. Si bien el conjunto de Gabriel Minadeo fue criticado en un arranque, demostró que la potencia de este equipo está siempre vigente. Le ganaron 5-1 a Nueva Zelanda y gritaron campeonas.

Desde el arranque del partido, no hubo dudas que las Leonas querían sí o sí ganarlo y quedarse con el campeonato. Tuvieron algunas chances en el inicio del encuentro pero, muchas veces por apresurarse, no lograron convertir.

El grito de desahogo de las chicas llegó por parte de María José Granatto quienhizo delirar a la multitud cuando tomó la bocha en tres cuartos, dejó algunas rivales por el camino, entró al área y definió con un tiro certero. El dominio sin dudas fue albiceleste y cada vez iba más en ascenso, las llegadas fueron cada vez más constantes.

Al llegar al final del segundo cuarto Argentina obtuvo otro córner corto pero esta vez el remate fue atajado por la arquera Sally Rutherford, aunque en el rebote apareció Pilar Campoy, quien hizo estallar al “Luciana Aymar” marcando el 2-0 y se fueron al descanso.

En el tercer período Nueva Zelanda se despabiló y saló con todo. A los 4 minutos tuvo un corto. Y Anita Punt se hizo cargo del mismo. Fue arrastrada al ángulo izquierdo de Succi que no pudo hacer nada y el marcador quedaba 1-2.

Si bien, por un momento la desesperación argentina se notó, Succi volvió a aparecer. Desborde, aparición en soledad de Carla Dupuy y sin dudar llegó el 3-1. Argentina estaba imparable. Rebecchi asistió de lujo y Barrionuevo marcó el 4-1. Cuando pensaban que no había más, el último grito salió de la jugada de Delfina Merino que con un fierrazo alto tras otra jugada de Rebecchi puso el marcador 5 a 1.

Fin del encuentro y desahogo de las chicas de Minadeo que estallaron en un solo grito junto a los allí presentes. Todas las jugadores aseguraron que Rosario tiene ese no sé qué que hace que ellas saquen su mejor garra y siempre tengan en su garganta un grito de victoria.

Noticias relacionadas