“Las heridas no se van a cerrar hasta que no estén juzgados los responsables”

|| Locales
Compartir

Lo dijo el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, quien asistió en Rosario al acto por el 22º aniversario del ataque terrorista contra la sede de la AMIA, ocurrido en Buenos Aires en 1994.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, participó este lunes en Rosario del acto conmemorativo de los 22 años del ataque terrorista a la sede de la Asociación de Mutuales Israelitas Argentinas (AMIA), el mayor atentado ocurrido en Argentina, con 85 personas muertas y 300 heridas.

 “Es necesaria la condena irrestricta a todo acto de terrorismo. No hay fin, por loable que sea, que pueda justificar el terrorismo como herramienta; reivindicamos la democracia, las instituciones, la justicia y la convencía pacífica, en eso tenemos que estar empeñados, porque es una construcción colectiva”, pidió Lifschitz.

 “No solo tenemos un compromiso con la historia de AMIA, las víctimas y sus familiares, sino con el futuro y el mensaje que tenemos que dejarles a las nuevas generaciones. Hay jóvenes que nacieron después del atentado, que no pueden explicarse por qué no se ha encontrado a los responsables y nosotros tenemos la obligación de darles a los niños y jóvenes otro mensaje”, aseguró el gobernador durante la actividad desarrollada en la plaza Montenegro, frente a las escalinatas del Centro Cultural “Roberto Fontanarrosa”.

“Venimos a celebrar la vida, a recordar ese acto trágico que golpeó a los argentinos y al mundo. La violencia siempre es condenable, pero cuando se asocia a la intolerancia, la xenofobia y la discriminación, se hace más cruel e irracional”, dijo Lifschitz.

El gobernador recordó pasaron “22 años de un acto de terrorismo que golpeó a los argentinos. 22 años de dolor, recuerdos, memoria, de 85 proyectos de vida que se esfumaron en un instante, y muchos sueños inconclusos; cada 18 de julio nos hace pensar en la impunidad, complicidad, y la incapacidad de los gobiernos para esclarecer un hecho tan tremendo”.

 Lifschitz añadió que en todo este tiempo, “la justicia fue incapaz de determinar las responsabilidades y condenar a los culpables: gobiernos que encubrieron y hoy estamos nuevamente pidiendo justicia: que se juzgue a los imputados y se profundice la investigación de la conexión local”.

 El gobernador señaló que “AMIA nos sigue convocando, cada 18 de julio y en todo momento, porque todos somos víctimas. No solo los que perdieron la vida, a todos nos golpeó, y tenemos que mantener nuestra esperanza para seguir insistiendo en la necesidad de justicia, porque las heridas no se van a cerrar hasta tanto no estén juzgados los responsables; recién allí, tal vez, las víctimas fatales puedan descansar en paz”.

La ceremonia contó también con la presencia de la intendenta de Rosario, Mónica Fein; los diputados nacionales Hermes Binner y Alicia Ciciliani; los diputados provinciales Clara García y Rubén Galassi; el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Ricardo Silberstein; y el presidente de la DAIA Rosario, Diego Czarny, entre otras autoridades.

Fein rememoró que “aquella mañana de 1994, el cielo de este país se oscureció para siempre. Han pasado más de 20 años”, y desde ese día “comenzó un peregrinaje por la justicia que aun no ha concluido; exigimos conocer el nombre de los responsables de esta matanza”.

 La intendenta aseguró que “AMIA es sinónimo de amor, solidaridad y cuidado del semejante; no podemos permitir que ese nombre quede relacionado a lo impune”, y convocó a “construir un mañana menos injusto y solidario”.

 Czarny dijo que “a pesar del paso del tiempo, las imágenes quedaron grabadas en nuestra memoria. Siempre vale la pena luchar por lo que uno está convencido, debemos multiplicar nuestros esfuerzos para reclamar justicia”.

Noticias relacionadas

Etiquetas

Lifschitz Fein Amia Acto