La vuelta del cigarrillo armado

|| Locales
Compartir

El elevado precio de los atados hizo que se incrementara en gran forma la venta de tabaco suelto. El aumento se registró en los últimos dos meses. Una cajita de papelillos, una bolsita con filtros y la maquinita para prensarlos completan el kit para obtener un pucho casero.

El elevado precio que tiene un atado de cigarrillos hizo que muchos fumadores tengan que reinventarse. Un paquete de tabaco, una cajita de papelillos, una bolsita con filtros y la maquinita para armarlos son todos los elementos que se necesitan para tener un pucho a un precio sensiblemente menor al del que viene empaquetado de fábrica. Según pudo saber RosarioNoticias.info, en los últimos dos meses la compra de tabaco suelto para armar cigarrillos creció de manera notable.

“No tenemos un cálculo en porcentaje, pero si notamos que se incrementó muchísimo en los últimos meses la venta de tabaco suelto para armar cigarrillos. La diferencia en precio entre armar los cigarrillos y comprar un atado realmente es enorme”, explicó Matías Hernández de la cigarrería El Clásico.

Otro dato para destacar es que si bien es gente de toda edad la que se vuelca a la compra de esos productos, es una costumbre que se ha arraigado con fuerza entre los más jóvenes. Para Matías esto está directamente vinculado con el ahorro. “Los estudiantes se fijan mucho en esas cosas, son de buscar precio en todo lo que consumen”.

Los precios son muy variados. Van desde los 15 pesos los más comunes a 75 que puede costar un paquete de tabaco importado de Alemania. Cada paquete trae entre 30 y 50 gramos lo que representa alrededor de 40 y 70 cigarrillos, dependiendo del contenido.

La caja de papelillos trae 50 unidades y cuesta 15 pesos. La bolsa de 150 filtros tiene un valor de 25 pesos. Y para completar el kit y hacer más simple la faena puede adquirirse la máquina para armarlos al módico precio de 100 pesos.

Tomando como referencia un precio de un tabaco de calidad media que puede rondar entre los 30 y 35 pesos, hay más baratos, 20 cigarrillos armados pueden costar como mucho 28 pesos contra los 43 que vale un paquete de Marlboro.

Pero las ventajas, sin dejar de tener en cuenta lo nocivo que resulta el tabaco para la salud, no se terminan ahí.  Es que según explicó Matías existen tabacos naturales. “Hay opciones para morigerar los efectos malos del cigarrillo. Existen tabacos sin aditivos. No tienen agregados como puede ser un fertilizante. Además para aquellos que quieren evitar el alquitrán pueden optar por el papel natural que lógicamente es un poco más caro”.

 

 

Noticias relacionadas