La velocidad comercial del transporte cayó más de un 20% en 30 años

|| Locales
Compartir

A mediados de los 80 un colectivo recorría 18 kilómetros en una hora; en la actualidad, con carriles exclusivos incluido, llega a los 14 kilómetros por hora. Así lo indicaron desde el Observatorio Social. Además, alertaron sobre que el sistema sigue expulsando pasajeros.

Desde el Observatorio Social del Transporte manifestaron que en 30 años la velocidad comercial del sistema cayó algo más del 20%. Mientras que a mediados de los 80, en horario pico, un colectivo recorría 18 kilómetros en una hora; en la actualidad, con carriles exclusivos incluidos, llega a los 14 kilómetros por hora. Desde la entidad sostienen que esto sumado a las malas frecuencias y al hacinamiento que padecen a diario los usuarios arriba de las unidades, continúa expulsando gente del sistema.

Carlos Fernández, integrante del Observatorio dialogó con RosarioNoticias.info e hizo un profundo análisis de la realidad por la que atraviesa el sistema de transporte en la ciudad. Si bien el especialista reconoció que en los últimos años hubo “un aumento de la motorización individual”, lo vinculó en gran medida al deterioro que el servicio viene experimentando.

“Hay que reconocer que por un lado hubo un aumento en la motorización individual, pero eso también se da porque el transporte está perdiendo calidad de prestación. No hablo de las unidades, que en su mayoría son nuevas y están en buen estado, sino fundamentalmente de las frecuencias”, manifestó.

“Hay líneas importantes que en otros tiempos tenían coches cada 5 o 6 minutos y hoy tienen una demora de hasta 14 minutos. Esto sumado a que los pasajeros van cada vez más amontonados arriba de las unidades y que como consecuencia del crecimiento del parque automotor la velocidad de los colectivos fue disminuyendo, la gente se termina alejando del sistema porque no le da respuestas”, evaluó Fernández.

En cuanto a los tiempos de demora el integrante del Observatorio brindó datos que son contundentes y que marcan como en muchos aspectos no hubo políticas que acompañaran el crecimiento exponencial que tuvo Rosario en el último tiempo. “En los 80 se estimaba que la velocidad comercial del transporte en un día hábil estaba en torno a los 18 km por hora, en la actualidad se redujo a 14 km/h. Es decir que en 30 años cayó más de un 20%”.

Por último, Fernández no ocultó su preocupación sobre el futuro del sistema por entender que “todo hace que haya menos pasajeros, se recaude menos y obviamente se pueda reinvertir menos”.

Como salida a crisis propuso buscar mecanismos alternativos de financiación del sistema y terminar con la política facilista de incrementar el boleto porque eso “expulsará a más gente”. En ese sentido apuntó a la Provincia a la que le reclama un mayor aporte en subsidios. “Hoy pone menos del 5%, mientras que Nació aporta el 60% y la Municipalidad algo más del 30%”, concluyó.

 

Noticias relacionadas