La Tupac Amaru liberó las calles pero continúa el acampe

|| País
Compartir

La Justicia ordenó que la agrupación de Milagro Sala se retire del espacio público que está tomado. Sin embargo, los ocupantes anunciaron que no se irán hasta que la dirigente social salga de la cárcel.

Crece la escalada del conflicto entre el gobernador Gerardo Morales y La Tupac Amaru, la agrupación conducida por Milagro Sala. Luego de la detención de la dirigente social este fin de semana, la Justicia ordenó que sea desalojada la Plaza Belgrano que los militantes ocupan hace más de 30 días en San Salvador de Jujuy.

La medida fue dictada este fin de semana por el juez Gastón Mercado. A ella se le suma además una orden de la jueza de menores María del Rosario Hinojo, quien el sábado dispuso "retirar a los niños, niñas y adolescentes del acampe y abstenerse de hacerlos participar de la medida de fuerza".

Sin embargo, los seguidores de Milagro Sala ya adelantaron que seguirán con el acampe hasta que liberen a la dirigente social que realiza una huelga de hambre, en protesta por su detención.

Esta mañana, el gobernador Morales anticipó que tenía la intención de avanzar con la medida: "En el trascurso de la jornada nosotros vamos a empezar con el proceso de cumplimiento de esas órdenes".

Minutos antes de las 10, la Policía les comunicó a los líderes de la protesta que avanzarían con el desalojo. Y media hora más tarde las fuerzas de seguridad comenzaron a restablecer el orden en las calles aledañas a la Plaza Belgrano.

Luego de una asamblea, los militantes resolvieron acceder a dos pedidos de la Justicia: liberaron las calles aledañas al parque y accedieron a retirar a los menores de edad que formaban parte de la protesta, pero avisaron que seguirán con el acampe. (Infobae)

Noticias relacionadas