La recaudación fiscal podría verse afectada por el tarifazo

|| Locales
Compartir

Temen que los exorbitantes aumentos en los servicios atente contra el cobro de tasas e impuestos. Desde el municipio rosarino buscan desdramatizar y aseguran que el impacto de esos gravámenes en las economías hogareñas y comerciales es ínfimo.

Los tarifazos de luz, gas y agua decididos por el Gobierno nacional a partir de la quita de subsidios ya ha generado una importante caída en la actividad industrial y comercial poniendo en riesgo la continuidad de esos establecimientos. Pero los efectos negativos no se terminan ahí. Existe un serio riesgo de que se vea afectada la recaudación fiscal tanto del municipio como de la provincia. Ya hay quienes avizoran que mucha gente optará por pagar los servicios -para evitar cortes de suministro- en detrimento de la TGI o del Inmobiliario.

RosarioNoticias.info habló del tema con el ex intendente de Rosario y actual diputado provincial Héctor Cavallero. “Que no te quepa la menor duda que bajará la recaudación fiscal. En el caso de la Tasa General de Inmuebles a la gente no le alcanza la plata, ya hay colas en la EPE para hacer planes de pago. Y el Drei, la tasa que pagan los comercios, va a disminuir por la caída en la actividad que ya se está registrando”.

Cavallero fue más allá y vaticinó que también habrá atrasos en el pago de boletas por contribución de obras como cloacas y otras mejoras. Para el Tigre la Empresa Provincial de la Energía también se verá afectada. “No tengo dudas que en el caso de la EPE aumentarán la morosidad que hoy, según ellos es del 18,3%, y las conexiones clandestinas. El impacto de los tarifazos es muy fuerte y como siempre afecta a los que menos tienen”.

Mucho más optimista es la visión del secretario de Hacienda de la Municipalidad, Santiago Asegurado, para quien si bien es prematuro hacer un análisis de cómo impactará el tarifazo en la recaudación, “el peso de la carga tributaria municipal es el menor tanto en la actividad familiar como empresaria”.

“Hasta el día de hoy no tenemos un indicador de alarma sobre la recaudación. La tasa que abarca a todos los contribuyentes es la TGI y hasta acá tenemos muy buenos guarismos de cobros”, explicó Asegurado.  

El funcionario reconoció que la situación podría complicarse en el caso del Registro de Derecho e Inspección. “El Drei tiene sus dificultades. Una preocupación respecto a esto es la situación por la que atraviesa la industria blanca, donde hubo una merma de la actividad. De todos modos se trata de un caso puntual. Además, hay que tener en cuenta que nuestra recaudación se sostiene básicamente por las actividades de tipo comercial y de servicios”.  

Donde Asegurado sí ve que puede haber dificultades es en el cobro del Inmobiliario Rural, aunque aclara que será como consecuencia del fenómeno meteorológico que azotó al Litoral en los últimos meses. “Ahí sí la provincia tendrá problemas a la hora de la recaudación. La inundación dejó muy mal a vastos sectores de la producción agropecuaria santafesina”.

Rosarinos cumplidores

Las distintas administraciones municipales siempre han destacado el alto nivel de cumplimiento de los rosarinos en el pago de tasas. Asegurado lo graficó contando que por lo general el 10 de cada mes el municipio cobra más de la mitad de las boletas emitidas. Mientras que a través de vía administrativa el cumplimiento alcanza el 90%.

“Estos números al día de hoy permanecen inalterables. “También es una realidad que el peso de la carga tributaria municipal es el menor tanto en la actividad familiar como empresaria. Es decir, no pagar el Drei o la TGI no le soluciona la vida a nadie”, le dijo Asegurado a RosarioNoticias.info.

Cavallero no opina lo mismo. El Tigre avala sus dichos de manera empírica. “En mi época cuando la crisis impactó fuerte en los 90, la recaudación nos cayó del 85% a menos del 70%. La gente no tenía plata para pagar las tasas. Lo que hicimos para cubrir ese déficit fue gravar a las entidades bancarias que sin estar exceptuadas no pagaban el Drei”.

Para Cavallero el riesgo de una importante caída en la recaudación fiscal está latente. “Si no hay un cambio de rumbo esto va a impactar sobre los números del municipio y de la provincia. A la gente la plata no le alcanza para nada”.

 

Noticias relacionadas