La paridad de género fue “algo que se quiso meter abajo de la alfombra”

|| País
Compartir

La Diputada Nacional del Frente Renovador, Carla Pitiot, se mostró muy satisfecha por el solo hecho de que la discusión se puso sobre la mesa. “¿Quién dijo que en los ámbitos públicos y las cúpulas tienen que ser sostenidas por los hombres? Es un prejuicio que hay que seguir intentado romper”, dijo. Hoy mantendrán un encuentro con el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

La diputada nacional por el Frente Renovador, Carla Pitiot, en diálogo con RosarioNoticias.info aseguró que la discusión de la paridad de género era algo que hacía varios años se venía debatiendo, principalmente en el seno de su bloque, pero que en la actualidad varios partidos políticos aunaron fuerzas para dejar planteada la necesidad de que haya un 50 por ciento de hombres y un 50 de mujeres en el ámbito electoral y que esta modificación sea incluida en la reforma que se debate.

“Venimos trabajando con el tema de paridad ya desde hace varios años desde el Frente Renovador con proyectos de ley vinculados con la paridad. Cuando se plantea la reforma electoral entendíamos que debía ser uno de los ejes tenidos en cuenta para que sea un reforma integral”, apuntó la Diputada a RosarioNoticias.info. “Nos juntamos en el Congreso, tuvimos dos o tres reuniones, vimos la forma de redacción la cual contemplara todos los proyectos. Que esté en discusión ya es un logro”, acotó Pitiot.

Según la Diputada Nacional, son varios los partidos que apoyan esta iniciativa, entre ellos está el “Frente renovador, Frente Para la Victoria, Movimiento Evita, Cambiemos, el radicalismo, Frente UNA, socialistas, Margarita Stolbizer, Victoria Donda , y algunos partidos de izquierda que confirmaron y otros no y el bloque puntano”. “Estamos contando cuántos votos tendríamos para imponer no solo para el dictamen, sino también para el recinto”, expresó  Pitiot .

Si bien tienen la esperanza de que este punto sea incluido en la reforma, en caso de no lograrlo el balance será positivo, también. “Si no lo logramos ahora, por lo menos nos queda la satisfacción que hemos impuesto en agenda algo que se quiso meter abajo de la alfombra y que nosotros entendíamos que tenía ser visible y se tenía que tratar de una condición mínima de una reforma integral”, confesó a RosarioNoticias.info.

“Hay ámbitos en los cuales la discriminación se enmascara. Entendiendo como que te ceden el poder y el lugar y en realidad a nosotros nadie nos tiene que ceder nada. Nadie puede ceder algo que no le pertenece. ¿A quién le pertenece el poder? ¿Quién dijo que el poder es del hombre? ¿Quién dijo que en los ámbitos públicos, las dirigencias o las cúpulas tienen que ser sostenidas y mantenidas por los hombres? En realidad es un prejuicio que hay que seguir intentado romper”, explicó. Al mismo tiempo que agregó: “Entendemos que el poder no es privativo de ninguno de los géneros”. “La paridad 50 a 50 va a ser que los mejores hombre y las mejores mujeres sean las que puedan ejercer cargos de representatividad”, concluyó.

Noticias relacionadas