La importación de alimentos no se detiene

|| Locales
Compartir

A la llegada desde el exterior de pollos y cerdos se le suma la exorbitante cantidad de zanahorias y frutillas que se compran en el exterior. El ministro Contigiani se mostró preocupado por el impacto que la medida tiene sobre las economías regionales.

Pese a que desde el Gobierno nacional vienen insistiendo con el discurso de que la Argentina debe ser el supermercado del mundo, la importación de alimentos no se detiene. A las ya mencionadas compras en el exterior de productos como pollos y cerdos se le suman la de zanahorias y frutillas. Estas últimas impactan de manera directa en la producción provincial. Por esa razón el ministro del área, Luis Contigiani, salió advertir el riesgo que están corriendo las economías regionales.

“Me preocupa el tema alimentos. Está entrando muchas importaciones de alimentos. En el caso dela frutilla de 23 mil toneladas 2015 a 120 mil en lo que va del año y vienen de diferentes países, algunos de lugares increíbles”, manifestó el ministro.

Lo mismo pasa con la zanahoria donde la provincia tiene una producción muy grande en la costa central. En este caso en el primer semestre de 2015 se importaron 7 mil kilos, en lo que va del año ingresaron al país 8 millones de kilos provenientes fundamentalmente de Chile y Brasil.

Noticias relacionadas