La historia mundialista de Francia, el rival de Argentina en octavos

|| Rusia 2018
Compartir

Desde Lucien Laurent, autor del primer gol de la historia de los mundiales en el triunfo francés sobre México en 1930, al poderoso ataque de 2018 con Antoine Griezmann, Kylian Mbappé y Ousmane Dembélé.

Por Francisco Fernández Arnulphi

Argentina y Francia se enfrentarán en Kazan este sábado a las 11, dando inicio a los duelos por octavos de final de Rusia 2018. Será el tercer choque mundialista entre ambas selecciones, con dos triunfos para la Albiceleste en 1930 y 1978. Los europeos intentarán torcer la historia.

Francia disputó 15 de las 21 ediciones de la Copa del Mundo. Actualmente ocupa el séptimo puesto en la tabla histórica por puntos con 103, detrás de España, Inglaterra, España, Argentina, Italia, Alemania y Brasil, el líder con 234 unidades. Jugó 62 partidos, de los cuales ganó 30, empató 13 y perdió 19. En total convirtió 109 goles y recibió 72.

El goleador histórico es Just Fontaine, nacido en Marruecos en 1933, quien convirtió 13 goles únicamente en el Mundial de Suecia 1958. En la fase de grupos de aquella copa, el delantero le anotó por triplicado a Paraguay en el triunfo 7 a 3, frente a Yugoslavia anotó los dos goles en la caída 3 a 2 y a Escocia le marcó un gol en el triunfo 2 a 1. En cuartos de final, metió un doblete en el 4 a 0 a Irlanda del Norte, luego un gol a Brasil en la derrota 5 a 2 en la semifinal y por el tercer puesto marcó 4 goles en el triunfo 6 a 3 sobre Alemania Occidental. Récord absoluto.

La selección francesa cruzó el Atlántico para disputar la primera edición de 1930 en Uruguay. Los europeos perdieron ante Argentina y Chile por 1 a 0 y a pesar de golear a México por 4 a 1 con goles de Lucien Laurent, Marcel Langiller y un doblete de Andre Maschinot, quedaron eliminados en primera ronda. Más tarde en Italia 1934, no hubo fase de grupos y los franceses quedaron afuera tras caer 3 a 2 frente a Austria en octavos de final. Cuatro años después Francia organizó la Copa de 1938. Venció en octavos a Bélgica 3 a 1 y cayó en cuartos ante Italia 3 a 1. En ésta edición tampoco se disputó la zona de grupos.

Después de la Segunda Guerra Mundial, a Brasil 1950 los franceses no clasificaron. Para suplir las bajas de algunas selecciones que decidieron no participar, Francia fue invitada y aceptó en primera instancia jugar la Copa, pero después dieron marcha atrás por razones económicas. En Suiza 1954 se quedó afuera en fase de grupos, venciendo a México 3 a 0 pero cayendo en un duelo clave ante Yugoslavia por 1 a 0. En la edición de Suecia 1958 con Just Fontaine a la cabeza, perdió en semifinal ante el poderoso y luego campeón Brasil de Pelé.

Tras no clasificar a Chile 1962, Francia tuvo una pobre actuación en la Copa de Inglaterra en 1966. Empató con México 1 a 1, cayó 2 a 1 frente a Uruguay y también ante el anfitrión por 2 a 0, despidiéndose en fase de grupos. Tras ésta edición, no clasificaron ni a México 1970 ni a Alemania 1974.

La Selección de Francia vino a Argentina en 1978 a jugar un mundial después de 12 años y se volvió a casa temprano al igual que en 1966. Perdió ante Italia 2 a 1 en el debut, luego cayó nuevamente por 2 a 1 ante el equipo de César Luis Menotti y a pesar de vencer a Hungría 3 a 1 en la última fecha, quedó eliminado. En la siguiente edición de España 1982 superó sin problemas el grupo 4 venciendo a Austria e Irlanda del Norte 1 a 0 y 4 a 1 respectivamente. No hubo octavos ni cuartos de final y se enfrentó a Alemania Occidental directamente en la semi. En aquel partido histórico, empataron 3 a 3 y los germanos avanzaron a la final por penales, imponiéndose 5-4.

La edición de México 1986 fue una buena copa para los franceses. Clasificaron segundos en el grupo C, ganándole a Canadá 1 a 0, igualando 1 a 1 con la URSS y venciendo 3 a 0 a Hungría. En octavos de final superó al campeón Italia 2 a 0, venció luego a Brasil 4 a 3 por penales tras empatar 1 a 1, y en semifinales cayó frente Alemania Occidental 2 a 0. Más tarde, no clasificó ni a Italia 1990 ni a Estados Unidos 1994.

Tras dos ausencias mundialistas, Francia organizó la Copa de 1998, en la que fue campeón ganándole la final 3 a 0 a Brasil. Lideró el grupo C, venciendo a Sudáfrica 3 a 0, a Arabia Saudita 4 a 0 y a Dinamarca 2 a 1. En octavos venció a Paraguay 1 a 0. En cuartos de final superó a Italia por penales 4 a 3 tras empatar 0 a 0 y en semis venció a Croacia con doblete de Lilian Thuram. Para ganar la primera y única Copa en su historia, los autores de la goleada a Brasil fueron Zinedine Zidane por duplicado y Emmanuel Petit. Cuatro años más tarde, a Corea-Japón 2002 llegaba como campeón defensor y fue decepción. Francia no pasó la fase de grupos. Perdió ante Senegal 1 a 0, empató sin goles ante Uruguay y cayó ante Dinamarca 2 a 0.

En Alemania 2006 jugó su segunda final. Clasificó segundo en el grupo G con 5 puntos. Empató con Suiza 0 a 0, que clasificó primero, igualó con Corea del Sur 1 a 1 y venció a Togo 2 a 0. En octavos de final venció a España 3 a 1, luego le ganó a Brasil 1 a 0, venció en semis a Portugal por el mismo resultado y perdió la final frente a Italia por penales 5 a 3, tras empatar 1 a 1 en el alargue.

Sudáfrica 2010 fue la peor actuación histórica de Francia. Quedó eliminado en primera fase y finalizó en el puesto 29. En el grupo A empató con Uruguay 0 a 0, perdió con México 2 a 0 y con Sudáfrica 2 a 1. A Brasil 2014 llegó con un recambio de jugadores. Lideró el grupo E, triunfando ante Honduras por 3 a 0, ganándole 5 a 2 a Suiza e igualando 0 a 0 con Ecuador. En octavos de final venció a Nigeria 2 a 0 y se despidió del Mundial en cuartos, tras caer frente a Alemania 1 a 0.

Antecedentes

Argentina y Francia apenas se enfrentaron en dos oportunidades mundialistas. El 15 de julio de 1930 la Albiceleste se impuso 1 a 0 en el partido por el grupo 1 del Mundial de Uruguay. El gol argentino lo marcó Luis Monti, jugador en aquel momento de San Lorenzo de Almagro.

El segundo choque fue el 6 de junio de 1978. Argentina se impuso 2 a 1 sobre Francia, también por el grupo 1. Los goles fueron de Daniel Pasarella de penal y de Leopoldo Luque. Michel Platini había empatado el partido transitoriamente. Luego, los europeos se despidieron del Mundial en fase de grupos y como ya se sabe Argentina fue campeón.

 

Noticias relacionadas