La fiesta en San Lorenzo fue sin Macri

|| Locales
Compartir

El presidente ayer no llegó a destino y dejó a más de uno con ganas de verlo. Algunos para agradecerle y otros para recriminar algunas cosas. El agua hizo que todo se complicara y finalmente la celebración se realizó bajo techo. Estuvieron presentes Miguel Lifschitz y el intendente del lugar, Leonardo Raimundo.

Después de tantas expectativas y preparativos, finalmente el presidente Mauricio Macri no llegó al acto principal en San Lorenzo por el 203° aniversario del único combate librado por el general José de San Martín en suelo patrio, el 3 de febrero de 1813. Los que sí dieron el presente fueron el gobernador Miguel Lifschitz y el intendente Leonardo Raimundo. Cuando Lifschitz anunció que Macri no llegaría comenzaron algunos abucheos.

 “Lamentamos que las condiciones del clima no hayan permitido la llegada del presidente” anunció Lifschitz al encabezar el acto y tras eso cayeron los insultos y gritos contra el Jefe de Estado. Desde agravios verbales, hasta pancartas en su contra. El Gobernador intentó poner paños fríos a la situación que se estaba dando en el parabólico del Colegio Santa Rosa, a metros del mítico Campo de la Gloria.

Lifschitz pidió silencio y a pesar de no coincidir con los reclamos de la gente por la ausencia a de Macri, no faltó oportunidad para reclamar a Nación algunas cosas. “Le pedimos al gobierno nacional que aliente a los pequeños y medianos productores del campo, que genere políticas que nos aporten y nos promuevan”, reclamó. 

Se supo que Macri arribó al aeropuerto de Fisherton poco antes de las 18 horas, pero a raíz de las inclemencias del tiempo su seguridad le recomendó evitar los 20 kilómetros en auto hasta San Lorenzo. Por lo que se pegó la vuelta.

Noticias relacionadas