La Energía en la provincia seguirá siendo más cara que en Capital

|| Locales
Compartir

La decisión del gobierno de Macri de quitar los subsidios no servirá para equiparar los valores de las tarifas de la EPE con los de Edenor y Edesur. Un usuario que consume 500 kw/h en Buenos Aires pagará 530 pesos, mientras que en Santa Fe deberá abonar 870.

Pese a la quita de subsidios a las empresas generadas y distribuidoras de energía, la tarifa en Santa Fe seguirá siendo más cara que en Capital Federal. Cuando se conoció la noticia se especuló con que la medida serviría para equiparar el precio que se paga en Buenos Aires (altamente beneficiada con la política de subvención) con el resto del país y particularmente con esta provincia. Sin embargo, por distintas razones la brecha entre lo que se paga allá y el resto del país no se va a achicar.

Un usuario de la Capital Federal con un consumo de 500 kw/h pagaba 137 pesos, con el nuevo cuadro tarifario pasará a pagar alrededor de 530 pesos. Mientras que en Santa Fe alguien que consume esos mismos kw/h antes abonaba unos 504 pesos y con el aumento deberá afrontar una erogación aproximada de 870 pesos.

El titular de la consultora Eiys, especializada a cuestiones energéticas, Alberto Rosendi le explicó a RosarioNoticias.info las causas por la que los usuarios de la EPE seguirán pagando tarifas considerablemente más alta que los clientes de Edusur y Edenor.

“Cada empresa tiene una infraestructura, un territorio que tiene que atender, no es lo mismo la superficie cubierta y el número de usuarios que tiene la EPE que los que tienen Edenor y Edesur. Las dos últimas están más concentradas, tienen una mayor cantidad de usuarios y menos kilómetros por línea”, indicó el especialista.

Rosendi destacó que entre los puntos en contra que tiene la empresa estatal con relación a las dos que prestan servicio en la capital del país se encuentran la densidad poblacional y el hecho de tener usuarios a mayores distancias.

“Santa fe tiene menos densidad poblacional, tiene usuarios a mayores distancias lo que obliga a tener más kilómetros de línea, y más estaciones transformadoras. Esto genera que haya una diferenciación en los costos internos que tiene que ver con el tipo de equipamiento que se requiere, la cantidad de personal, la cantidad de vehículos, etcétera”, expresó.  

Otros de las cuestiones que también hacen a la diferencia es la existencia del Fondo de Consolidación y Expansión de la Electricidad (Focede). Se trata de una partida de dinero que va a un  Fideicomiso para realización de obras.

El gobierno de Mauricio Macri decidió elevar esos fondos que reciben Edenor y Edesur de 12.5% al 37.  Consultado sobre si el Focede es un tipo de subsidio, Rosendi sostuvo que técnicamente no lo es.