La concesión de la autopista Rosario-Santa Fe quedará en manos del Estado

|| Locales
Compartir

Finalmente se conoció que tras el fallido llamado a licitación, la administración pública se hará cargo del manejo de la red vial. El anuncio se hará oficial este jueves a las 16 por parte del gobernador Miguel Lifschitz.

Después de varias idas y vueltas, el Gobierno provincial definió que la autopista Rosario-Santa Fe será gestionada nuevamente por la administración pública. El lunes pasado cayó el proceso de licitación para que la gestión quede en manos privadas y este jueves Miguel Lifschitz anunciará que la red vial será administrada por la Casa Gris. Aún no se saben detalles puntuales sobre el pasaje y el estatuto laboral.

En diciembre de 2016 se había rescindido, por una serie de incumplimientos en las obras pautadas, el contrato con Arssa, pese a que el mismo tenía vigencia hasta 2020. A pesar de esto, el Gobierno hizo una extensión para que la empresa la administre 6 meses más y ese plazo vence el viernes.

El fideicomiso quedará administrado por el Banco Municipal. Aún no hay detalle sobre cómo será, pero se espera que esta tarde el presidente de la entidad, Gustavo Asegurado, entregue mayores explicaciones al respecto.

Hasta ahora, la provincia comprometió casi 2 millones de pesos durante los próximos cinco años para nuevo pavimento, estaciones de peaje, y un tercer carril entre Rosario y San Lorenzo. También nueva señalética –horizontal y vertical–, iluminación con sistemas led, y accesos de Santo Tomé Norte, Fray Luis Beltrán y Desvío Arijón.

Noticias relacionadas