La brisa hace que se respire mejor pero el calor sofocante continuará

|| País
Compartir

Si bien el viento que sopla este sábado ayuda a apalear las altas temperaturas, hay que decir que aún el clima está pesado. Los grupos de riesgo deben cuidarse aun más para evitar descompensaciones y descomposturas.

Jueves y viernes fue un horno, y sábado y domingo parece que no quieren ser menos. Las temperaturas máximas superarán los 40 grados. Se recomienda estar bien hidratados y ayudar a que tanto bebés como ancianos, que no reflejan con tanta facilidad la sed, estén super hidratados las 24 horas del día.

El golpe de calor está latente. Por eso es que es mejor prevenir que curar. Ante semejantes temperaturas es importante recordar que la hidratación es la única aliada en estos casos. Por eso se recomienda que tanto bebés como ancianos  sean hidratados constantemente por sus allegados. Muchas veces no demuestran la sensación de sed y por dentro se están deshidratando. Hay que ofrecerles líquidos para cuidar su salud.

También es importante que todas las personas vistan ropas claras y  deben asegurar la ingesta de comidas ricas en verduras y frutas.

Las personas que deban hacer actividad física se recomienda realizarla a primera hora del día o bien casi al anochecer. Y en caso de no poder dejar de hacer ejercicios, es importante que la persona se hidrate antes, durante y después de hacer ese esfuerzo físico.

Noticias relacionadas