La Agencia Federal de Búsqueda de Personas, ¿una utopía?

|| País
Compartir

A diario muchos niños y adultos desaparecen. Algunos casos son difundidos por los medios, pero otros tantos quedan inmersos  en una lista extensa que nadie conoce y que cuando se registra el extravío de alguien, al no existir un único registro, no se pueden entrecruzar los datos y todo queda en la nada misma.

Es una lástima que muchos rastros se pierdan, otros tantos registros queden en el limbo y miles de familias tienen que navegar en un mundo sinuoso y complicado a la hora de querer reencontrarse con esas personas que por distintos motivos desaparecieron. Los organismos, que ayudan a esa búsqueda y son los faros que intentan dar luz a más de uno de esos casos, coinciden en la imperiosa necesidad de que haya un único registro a nivel nacional.

Susana Trimarco, Alberto Perassi, Máximo Cash, son algunos de los nombres que a menudo se ven en los canales de televisión buscando a sus seres queridos, pero pese a esta lucha incesante, los resultados siempre fueron en vano. Pero la familia de María Cash es la que dio un paso adelante y propuso crear una Agencia Federal de Búsqueda de Personas, pero hasta el momento todo quedó en la nada misma.

El proyecto de este registro a nivel nacional ayudaría al entrecruzamiento de datos que hasta el momento es lo que no ocurre y hasta que eso sucede pasa mucho tiempo, si es que ocurre. Máximo Cash explicó a una nota en “La Nación” que en 2014 se hizo la presentación formal en Diputados pero no prosperó. “Quedó estancado”, se lamentó el joven. “No hay un ente que se dedique específicamente a buscar a una persona en todo el territorio nacional. Sí hay banco de datos de personas desaparecidas, pero con eso solo no haces nada. Necesitas que haya un organismo especializado que salga con la lupa a buscar a las personas”, explicó.

Esa falta de entrecruzamiento de datos es lo que llevó al Ministerio de Seguridad de la Nación a que en un aeropuerto se pasaran imágenes de dos personas que ya habían sido encontradas, una con vida y otra fallecida que estaba en la morgue como NN. Esta situación fue advertida por dos periodistas de C5N, Melina Fleiderman y Guillermo Favale, mientras esperaban un vuelo.

Como ellos quizás hubo otros casos que no se dieron a conocer o que simplemente el resto de la sociedad no lo notó. RosarioNoticias.info dialogó con personal de la Unidad de Búsqueda de Personas Extraviadas quienes manifestaron que eso fue un error, pero cuando se indagó en el tema para poder tener más precisiones, y dialogar de cómo es el mecanismo de las altas y las bajas de las personas desaparecidas, hasta el día de la fecho no hubo respuesta.

En la provincia de Santa Fe, hay una página con algunas imágenes de personas que faltan de su hogar. En total hay 29. Pero podría haber muchas más, según informaron a RosarioNoticias.info. En diálogo con Marianela Merli, asistente técnica de la Secretaría de Derechos Humanos – Rosario, detalló que hay “dos registros, uno de personas extraviadas menores de edad y otro de mayores”. “El de  menores de edad funciona con una Ley que lo regula y el de mayores está creado de hecho pero no lo regula ninguna Ley”, explicó.

En cuanto al mecanismo de alta y baja de esos datos difundidos para dar con los paraderos de esas personas, Merli detalló: “Se ingresa la persona al registro cuando la comisaría o la Fiscalía nos pasa el parte de la denuncia de desaparición efectuada por la familia o algún allegado. Y la baja se efectúa cuando se deja sin efecto esa denuncia por parte de la familia. Pero muchas veces la familias no dan de baja la denuncia cuando aparece la persona y puede pasar que el buscado siga apareciendo como desaparecida porque no le podemos dar de baja de hecho”. Es de gran ayuda cuando interviene la Fiscalía o la comisaría “y si tienen noticia de que la persona apareció” les informan “pero muchas veces esto no sucede”.

Además explicó que si bien en la página hay 29 desaparecidos, puede que en el registro total haya muchos más. “No todas las veces se hace la publicación de las fotos porque en muchos casos se presume que hay una actuación más complicada de fondo y por ahí la publicación, lo que hace es complicar la situación”. Pero al ser consultada por este medio sobre un total real del registro, después de varias veces que fue solicitado, la respuesta fue que “por un problema con la base de datos” no se pudo elaborar.

Quienes colaboran, y mucho, en la búsqueda de personas son los integrantes de Red Solidaria, que mediante la página de Personas Perdidas difunden los datos e imágenes de individuos mayores que faltan de su hogar. En este momento hay 500 casos cargados. RosarioNoticias.info dialogó con Belen Quellet, voluntaria de esta organización quien echó un poco de luz al tema. “Lo que hicimos fue intentar dar respuesta. MissingChildren se dedica a difundir las fotos de chicos perdidos y surgió www.personasperdidas.org.ar para la difusión de adultos perdidos”, explicó.

“Nadie sabe qué hacer cuando se pierde un adulto. Por eso pusimos un link en la página web que dice cómo actuar. No tiene ninguna visibilidad si se pierde, por ejemplo, un abuelo con Alzheimer. El concepto es el mismo que cuando se pierde un chico en la playa, hacer ruido con ese aplauso pero en forma virtual”, explicó Quellet.

La voluntaria de Personas Perdidas hizo hincapié en que muchas veces el problema radica cuando a una persona, de quizás bajo nivel cultural, le dicen desde la comisaría que “vuelva dentro de 48 horas”, lo hace y “no hay ninguna ley que diga que hay que esperar” ese tiempo. “Esa persona desaparecida está en riesgo”, manifestó.

Quellet, al igual que lo piensa Máximo Cash, “no hay un sistema eficiente y eficaz estatal de búsqueda de personas perdidas”.  “Faltan atar todos los datos que tienen las organizaciones gubernamentales. La Secretaría de Cooperación del Ministerio de Seguridad está tratando de hacer eso. De juntar todas las unidades judiciales de todo el país. No hay un registro único de personas buscadas y encontradas. Sí se creó el de chicos, pero no hay uno de adultos”, detalló Quellet.

“Lo que proponemos es un concepto básico de Justicia”, reclamó. “Ésta es la comunidad intentando dar respuesta. Hace falta una política pública que aborde la problemática social. Falta concientización”, concluyó.

Noticias relacionadas