José López declaró que la plata de los bolsos “venía de la política”

|| País
Compartir

El ex secretario de Obras Públicas fue indagado durante varias horas por el juez Rafecas. En su declaración, López desligó a su mujer y a las monjas del convento.

El ex secretario de Obras Públicas, José López, declaró ante el juez Rafecas, en el marco de la causa en la que está procesado por enriquecimiento ilícito. El ex funcionario dijo que el dinero que le encontraron cuando fue detenido en el convento de General Rodríguez "es plata que provenía de la política".

Cerca del mediodía, cinco agentes del servicio penitenciario acompañaron a López desde el subsuelo del edificio de Comosodo Py, hasta el tercer piso donde se encuentra el despacho del juez Rafecas. Con chaleco antibalas, casco, esposado y vestido con un traje, López fue interrogado por la casa en Dique Luján en Tigre donde vivía con su esposa, que la justicia sospecha es de su propiedad. Pero a la hora de dar nombres, le dijo al juez que "cuando tenga la fortaleza física y psíquica voy a dar nombres".

En su declaración indagatoria, el ex secretario de Obras Públicas dejó a salvo a su mujer, Amalia Díaz y a las monjas del convento, una de las cuales, la hermana Inés, ya fue indagada en la causa. Le dijo al juez que el convento era el único sitio donde "encontraba paz".

Además aseguró que quiso suicidarse con un arma Glock y que los 9 millones de dólares estaban escondidos en un entrepiso falso debajo del tanque de agua de su casa y que su mujer no sabía de ese dinero, sólo él, y que estaba paranoico porque lo estaban siguiendo.

López decidió declarar, lo que no había hecho cuando fue indagado por primera vez. No solo sobre la propiedad bajo la lupa, sino sobre la noche en la que fue detenido cuando intentaba ingresar los bolsos con casi 9 millones de dólares al convento de General Rodríguez.

El ex funcionario dijo que ese dinero "provenía de la política" y que es "injusto" el momento por el que está atravesando. A lo largo de su declaración, desligó de toda responsabilidad a su esposa y a las monjas del convento.

En principio, la imputación de este jueves fue por la casa donde vivía en Dique Luján, Tigre que según la pericia oficial tiene un valor de 680.000 dólares, y su valor locativo es de 3500 dólares, es decir unos 52.500 pesos, aunque el acusado solo pagaba por contrato 17.500 pesos.

Así lo determinó la tasación del Colegio de Martilleros de San Isidro sobre la casa que supuestamente alquilaba López, pero que se sospecha había comprado. El ex funcionario comenzó pagando 8800 pesos en 2011. López ratificó que alquilaba esa propiedad, según las fuentes.

La justicia siempre apuntó a la casa de la calle Belgrano en Dique Luján, partido de Tigre, como un elemento de prueba del enriquecimiento ilícito de López.

En esa cuestión entran a jugar los personajes de Andrés Galera, el contador y del empresario de la construcción Eduardo Ramón Gutiérrez. En 2010 Galera le vendió la propiedad a Gutiérrez. "Pero todos esos movimientos no se compadecen con la realidad", había dicho el fiscal Federico Delgado cuando pidió la indagatoria de varios de los imputados entre ellos la mujer de López.

Según la tasación, la casa tiene un valor de 680 mil dólares, y solo el terreno vale 300 mil dólares. (Rosarionoticias.info/Minutouno)

Noticias relacionadas