Jésica Balmaceda reapareció y solicitó el cambio de fiscal

|| Locales
Compartir

Luego de haber sido secuestrada, golpeada y abandonada en una zanja con un claro mensaje de amenaza proveniente de su ex pareja, Balmaceda pidió se tomen cartas en el asunto pero que las medidas sean efectivas. Cabe recordar que ella tuvo que denunciar 36 veces a su marido para luego llegar al juicio en el que sólo lo condenaron a tres años y ahora goza de libertad.

Jésica Balmaceda hace años que vive un calvario del cual no puede salir debido a la inaptitud de la Justicia. Fue víctima de violencia de género, lo denunció, se hizo un juicio, lo juzgaron, pero así y todo, con su ex marido Néstor Anchával en libertad, ella está en medio de una pesadilla. Ayer salió a dar la cara nuevamente tras el secuestro y golpiza que recibió la semana pasada por hombres envidos por su anterior pareja. Las mayores críticas apuntaron a la Fiscal de la causa, Raquel Almada.

“No conozco las líneas de investigación. La fiscal nunca me entrevistó hasta el día de hoy que no me presenté. No sé  cuáles son las medidas que está siguiendo la fiscal”, expresó Jésica acompañada por Nora Giacometto, la titular de la ONG Ampliando Derechos, quien es su compañera de lucha ante el reclamo de Justicia.

“Quiero un cambio de fiscal porque la vida de mis hijos y la mía quedaron en manos de ella”, y además cuestionó la postura manifiesta de la Fiscal ante la causa: “Que me diga que no la llame de noche porque está durmiendo me parece una falta de respeto. A mí también me gustaría estar en mi casa, durmiendo tranquila”. 

Balmaceda pidió que la Justicia tome cartas en el asunto de manera efectiva porque como ella hay muchas chicas más que pasan por lo mismo. “Tengo la suerte de poder contarlo porque estoy viva”, resaltó.

A pesar de las advertencias sobre los riesgos de Jésica y sus hijos tras la liberación de su victimario, las intimidaciones y ataques ocurrieron. Cabe recordar que la semana pasada fue secuestrada por hombres que la golpearon y la dejaron abandonada en una zanja cerca de su casa. Ella volvió a apuntar a su ex pareja. Además semanas atrás también había recibido una amenaza con un mensaje amenazante que decía: “Te tengo”.

Noticias relacionadas