Investigadores rosarinos descubren una bacteria que alarga la vida

|| Locales
Compartir

Un grupo de investigadores del Conicet, realizaron en la Universidad Nacional de Rosario un estudio en el cual descubrieron una bacteria que podría alargarle la vida a las personas hasta los 120 años.

Un estudio científico realizado en la Universidad Nacional de Rosario en el que participaron investigadores y becarios del Conicet, comprobó que la bacteria probiótica Bacillus subtilis tendría la propiedad de retardar el envejecimiento y prolongar la vida humana a través de la colonización del intestino.

El estudio fue publicado en la prestigiosa revista de ciencia Nature Communications. Por ahora sus efectos no fueron probados en humanos, pero sí sobre el gusano Caenorhabditis elegans, y los científicos aseguran que las vías regulatorias del envejecimiento de este gusano usado como modelo animal básicamente son las mismas que las de los seres humanos.

 “Lo que pudimos observar en el caso del nematodo es que además de alargarles la vida tiene el efecto de mantener la vitalidad. Esto extrapolado a humanos significaría vivir más allá de los 120 años con una vitalidad de una persona de 50”, apuntó Roberto Grau, investigador independiente del Conicet en el la Facultad de Cs. Bioquímicas y Farmacéuticas de la Universidad Nacional de Rosario (FBIOyF, UNR) y director del trabajo.

Grau subrayó que esta bacteria es sencillamente incorporable a cualquier tipo de alimento o bebida que al ser consumidos de manera regular producirán los efectos buscados. “Se puede incorporar el probiótico en el alimento o bebida que más le guste o que esté más accesible según el nivel económico de la persona. Este es otro plus de nuestro trabajo ya que puede traducirse en un futuro cercano en una manera de mejorar la calidad y la duración de la vida de todas las personas de la sociedad”, remató.

Noticias relacionadas