Insisten en tratar el proyecto para regular los corralitos en la vía pública

|| Locales
Compartir

El proyecto original fue presentado por el ex edil Sebastián Chale en 2014 y busca elevar las multas a las empresas que rompan las calles sin autorización, no señalicen obras o incumplan los plazos fijados para los trabajos entre los principales tópicos.

La concejala María Eugenia Schmuck insistió en el tratamiento de una iniciativa presentada en el 2014 por el ex edil Sebastián Chale que busca regular los corralitos situados en la vía pública.  Elevar las multas a las empresas que rompan las calles sin autorización, no señalicen obras o incumplan los plazos fijados para los trabajos son algunos de los principales tópicos.

“Hemos recibido numerosos reclamos de vecinos que denuncian que los vallados no se retiran al finalizar las obras, sino que, en algunos casos, quedan durante meses en la calle o veredas. Es evidente que las interrupciones del tránsito por estas intervenciones generan múltiples perjuicios, afectando la movilidad, la accesibilidad y la seguridad vial”, señaló la edila.

Schmuck consideró que los valores de sanciones deben ser actualizados, teniendo en cuenta especialmente los casos en los que se afectan los carriles exclusivos: “Los montos de multa fijados por la ordenanza actual son muy bajos, de entre 200 y 900 pesos diarios y no resultan un incentivo suficiente para el cumplimiento de la norma. Por eso, proponemos que, a partir de la determinación en Unidades Fijas (UF), una sanción que hoy va de 200 a 600 pesos diarios pase a costar entre 166 y 498 UF, es decir, entre 4.500 y 13.700 pesos”.

Muchas empresas realizan obras en vía pública, no sólo EPE y Aguas Santafesinas, sino también firmas de telefonía, entre otras. En el caso de Aguas, por ejemplo, en 2009 se contabilizaron un promedio de 400 vallados; en 2013, 270; en 2014, 110; en 2015, 100; en 2016, 150 y en 2017, entre 100 y 200.

Noticias relacionadas