Industriales expectantes por la reunión entre Lifschitz y Aranguren

|| Locales
Compartir

El fuerte impacto que genera el aumento en la luz encendió todas las alarmas en el sector. El presidente de la entidad que los nuclea, Alejandro Taborda, manifestó que se trata de incremento “totalmente desmesurado”.

El tarifazo energético sigue dando que hablar. El fuerte impacto que genera el aumento en la luz encendió todas las alarmas en el sector industrial santafesino. El presidente de la Unión Industrial de Santa Fe, Alejandro Taborda, manifestó hoy que se trata de incremento “totalmente desmesurado”. El empresario se mostró deseoso de que la reunión que hoy mantendrá el gobernador Miguel Lifschitz con el ministro de Enegía Juan José Aranguren sirva para rever la medida.  

“Estamos muy preocupados. Este un aumento es totalmente desmesurado. Tenemos asociados a los que el valor de la luz se les triplicó y hasta cuadriplicó. Para poner un ejemplo, tenemos una empresa láctea que pagaba 1,5 millón de pesos de energía eléctrica y ahora está casi en los 5 millones”, contó Taborda.

En diálogo con LT10, sostuvo que inevitablemente el aumento se trasladará a precios. “Este es un incremento inflacionario, es imposible no trasladar los costos a precios. Muchos de nosotros hace ya desde el año pasado que estamos absorbiendo costos, pero ahora es imposible. Incluso hay sectores que no sabemos si podrán continuar. A las fundiciones les corta la ecuación económica y lamentablemente tendrán que cerrar”.

Taborda recordó que ya mantuvieron reuniones con la EPE y que pidieron un encuentro con Aranguren, pero hasta ahora es muy poco lo que han logrado, por ello el encuentro de esta tarde entre el gobernador y el ministro de Energía se torna de vital importancia. “Ojalá sirva de algo”, deseó el industrial.

Por último, enumeró todo lo que él considera que hoy día está atentando contra la actividad industrial. “A esto de la luz tenemos que sumarle que estamos en un período recesivo que es innegable con una demanda que está en baja, tasas muy altas y una enorme presión tributaria. Y no olvidemos que pronto tendremos que cerrar paritarias. Se está destruyendo una actividad que a la provincia en los últimos años le dio muy buenos resultados”.