Incidentes entre trabajadores de Cresta Roja y Gendarmería

|| País
Compartir

Con balas de goma y camiones hidrantes, los efectivos desalojaron a los trabajadores de la autopista Ricchieri. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, recibiría a los delegados de la avícola para encontrar una solución al conflicto.

Tras los incidentes de esta mañana, volvieron las corridas y la tensión a la Autopista Richieri, a metros del Aeropuerto Internacional de Ezeiza, con enfrentamientos cuerpo a cuerpo entre los operarios de la avícola comercializadora de Cresta Roja y la Gendarmería.

Los trabajadores de la empresa Rasic Hermanos, dueña de Cresta Roja, intentaban resistir al desalojo de la zona en la que se manifestaron durante los últimos cinco días, para encontrar respuestas de la compañía y del Gobierno a la crisis laboral de la avícola.

Según explicó el delegado de la empresa, fue un gendarme el que comenzó con el enfrentamiento: "Estuvimos reunidos, veníamos con la información de que a las 19 no recibía el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, pero cuando veníamos a comunicar eso un gendarme agredió a un compañero. Le pegó una piña de atrás y ahí se generó el conflicto. Están provocando, escupiendo y generando conflicto. Están con ganas de cagarnos a palos desde el día miércoles".

Al lugar se acercaron para acompañar a los trabajadores de Cresta Roja dirigentes de izquierda y de miembros de otras organizaciones. Entre ellos, estaban Vilma Ripol, Christian Castillo y Claudio Dellacarbonara.

Antes de los incidentes, cuando llegaron nuevos manifestantes con banderas, Gendarmería los separó a un costado para revisar que no tengan elementos para agredir. Algunos de ellos quedaron bajo custodia de los efectivos y los delegados pidieron por su liberación. Allí, se inició la estampida que derivó en un feroz enfrentamiento donde hubo heridos de balas de goma.

Uno de los trabajadores se acercó a los medios y apuntó contra Mauricio Macri: "Llamó por teléfono para que repriman a la gente. Cinco mil trabajadores en la calle, familias que van a pesar Navidad y año nuevo sin un peso. Corren peligro las fuentes de trabajo. Ahora que ya ganó nos deja en pelotas. Es la continuidad del gobierno de Cristina". (Rosarionoticias.info/Infobae)

Noticias relacionadas