Inchaurraga: “La prevención del consumo de drogas ha fracasado”

|| Locales
Compartir

Para la especialista lo primordial es trabajar en la reducción de daños en pos evitar más muertes. Aseguró que a diferencia de otras épocas hoy el problema para los adictos ya no es el Sida, sino la sobredosis.

La directora del Centro de Estudios Avanzados en Drogadependencia y Sida (Ceads) de la Universidad Nacional de Rosario y presidenta honoraria de la Asociación de Reducción de Daños de la Argentina (Arda,) Silvia Inchaurraga, destacó la decisión del Concejo Municipal de aprobar un proyecto para el testeo de las denominadas drogas de diseño. Para la especialista la prevención ha fracasado y hoy el problema para los adictos ya no es el Sida, sino la sobredosis.

“Cuando lanzamos los programas de reducción de daños para personas que consumían drogas por vía inyectable con talleres en los barrios y dispositivos móviles en los hospitales, el eje estaba puesto en la jeringa con el objetivo de evitar que se compartieran y minimizar el riesgo de contraer Sida. Ahora pasa algo parecido”, comparó Inchaurraga.

En declaraciones a LT8, la especialista destacó la decisión del Concejo Municipal y no dudó en sostener que se trata de una medida que sirve para “tomar el toro por las astas” y reconocer que “lamentablemente” la prevención ha fracasado y que se está ante un problema muy grave.

Por unanimidad, el Concejo aprobó un decreto en el que encomienda al Ejecutivo implementar estrategias de intervención en reducción de daños frente al consumo de drogas en las fiestas electrónicas. La idea es replicar experiencias que se realizan en países como Colombia, España y Francia, a partir del trabajo de organizaciones de la sociedad civil, con apoyo oficial y apuntan a prevenir muertes como las ocurridas en la fiesta Time Warp.

“Ante esta realidad necesitamos un plan b que consiste en cómo reducir la problemática que este tipo de consumo trae. Hoy el drama ya no es el Sida, sino la sobredosis vinculadas al policonsumo y la mezcla de sustancias desconocidas”, sostuvo.

Para Inchaurraga se debe evitar la maximización de riesgos y de daños. En ese sentido expresó que el terreno más fértil para potenciar esas problemáticas es la clandestinidad. “Cuando un joven no puede hablar de estos temas ni con amigos, ni con profesionales, ni con la familia porque es un tema tabú al que la única repuesta es no te drogués, pero cuando la persona ya se está drogando lo único que se logra con eso es alejarla del sistema de salud”.

Noticias relacionadas